Noticias

Enormes máquinas filtran el CO2 de la atmósfera y combaten el calentamiento global

Metro descubre qué es la tecnología de Captura Directa de Aire y cómo podría salvar a la Tierra del cambio climático

El calentamiento global sigue amenazando nuestro planeta y hay una nueva tecnología en desarrollo que podría ayudar a combatir este problema llamada Captura Directa de Aire (DAC, por sus siglas en inglés).

Según un artículo escrito por Howard J. Herzog, ingeniero de investigación senior de la Iniciativa de Energía del Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) el DAC, se puede definir como los procesos químicos que capturan el CO2 del aire ambiente y lo concentran para que pueda ser inyectado en un tanque de almacenamiento y llevado a cabo por grandes máquinas.

Y aunque algunos expertos consideran que el uso del DAC podría ‘invitar’ a la población a seguir generando CO2 y no reducir sus emisiones porque habría máquinas que lo capturan, otros especialistas destacan que el uso de esta tecnología podría ser necesario porque la cantidad de dióxido de carbono en la atmósfera es tan grande que no sería suficiente para acabar con las emisiones.

De hecho, el Departamento de Energía de Estados Unidos tiene el nuevo objetivo de ampliar la captura directa de CO2 del aire. Mientras que los informes del Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático destacan que la eliminación de carbono de alguna forma probablemente seguirá siendo necesaria.

Howard J. Herzog cree que la captura directa del aire es técnicamente viable hoy en día, con unidades comerciales ya en funcionamiento y empresas de nueva creación que intentan comercializarla mediante procesos basados en la absorción o adsorción química.

Sin embargo, la captura de CO2 aún se enfrenta a una serie de retos, especialmente los relacionados con la viabilidad económica.

“Cuesta dinero capturar el CO2 del aire. Además, puede haber formas más baratas de extraerlo, como la bioenergía con captura de carbono”, explica Herzog a Metro.

Aunque esta tecnología aún está en fase de desarrollo, otros expertos esperan que se convierta en un importante aliado en la lucha contra el calentamiento global y algunos especialistas la consideran indispensable.

“Sin la tecnología DAC el objetivo climático de 1,5C es una ilusión y un deseo”, concluyó Christian Breyer, profesor de economía solar de la Universidad Tecnológica de Lappeenranta (Finlandia).

US$1.1 mil

es el coste medio de la extracción de una tonelada métrica de CO2 del aire.

Tres máquinas DAC

Orca

Se trata de una gran máquina, desarrollada por Climeworks, ubicada en Islandia, que captura el dióxido de carbono de la atmósfera para transformarlo en rocas. Se llama Orca y puede absorber hasta 4 mil toneladas de CO2.

MechanicalTree

El MechanicalTree de Carbon Collect es un concepto de máquina DAC escalable y energéticamente eficiente. Puede proporcionar una fuente de dióxido de carbono verde para una serie de usos en alimentación y bebidas, aplicaciones industriales, construcción y agricultura, sustituyendo el CO2 fabricado a partir de combustibles fósiles.

Ingeniería del carbono

La empresa canadiense Carbon Engineering lleva años trabajando en la creación de máquinas que capturan el CO2 y lo convierten en combustible. Recientemente ha firmado un contrato para construir una de sus instalaciones en Noruega.

Entrevista

Christian Breyer,
profesor de economía solar en la Universidad Tecnológica de Lappeenranta, Finlandia

P: ¿Cuáles son las posibles aplicaciones de la captura directa del aire?

- Esta tecnología da lugar a dos aplicaciones fundamentales: DACCU - captura y utilización directa de carbono en el aire, y DACCS - captura y almacenamiento directo de carbono en el aire.

P: ¿Cómo funcionan?

- DACCU es un elemento integral de un sistema energético de emisiones cero para el suministro de materias primas de carbono para hidrocarburos (combustible para aviones, metanol [por ejemplo, para plásticos], etc.). Por último, la electricidad renovable de bajo coste más el aire (carbono) más el agua (hidrógeno) da lugar en los procesos de síntesis a los hidrocarburos que seguimos necesitando para una aplicación para la que la electricidad directa o el hidrógeno no son adecuados. El CO2 suele liberarse de nuevo (por ejemplo, la quema de combustible para aviones en una turbina, pero conduce a una emisión cero, ya que la energía utilizada para el proceso será electricidad renovable.

El DACCS es un elemento importante de una economía neta negativa, ya que puede utilizarse para eliminar permanentemente el CO2 de la atmósfera.

P: ¿Podría esta tecnología combatir el calentamiento global?

- Sí. Sin la tecnología DAC, el objetivo climático de 1,5C es una ilusión y un deseo. El DAC es necesario para un sistema energético-industrial de emisiones cero (DACCU). Para lograr objetivos climáticos ambiciosos necesitamos una economía con emisiones netas negativas de CO2, y el DACCS es la única opción escalable conocida, ya que todas las demás opciones están limitadas por la superficie disponible y los objetivos de biodiversidad y, por último, el coste

Tags

Lo Último

Te recomendamos