Noticias

¿Debemos dejar las aplicaciones de citas?

Metro investiga los peligros que las aplicaciones de citas pueden traer a tu vida y enumera las alternativas para conectar con nuevas personas.

Las apps de citas han ganado mucha popularidad en casi una década que llevan en el mercado, con millones de usuarios en todo el mundo interactuando a través de numerosas plataformas.

Fue en 2013 cuando Tinder revolucionó el sector de las citas online con un sistema sencillo: deslizar a la derecha si te interesa, deslizar a la izquierda si no te interesa. Desde entonces, han surgido otras decenas de aplicaciones que en 2021 sumaron 323,9 millones de usuarios en todo el mundo, según cifras publicadas por el sitio especializado Business of Apps.

A pesar de su popularidad y gran aceptación, varios problemas -entre ellos el de la seguridad- salieron a la luz e hicieron dudar a muchas personas de si debían seguir usando estas aplicaciones.

“Las apps no son intrínsecamente seguras porque las personas que las utilizan no siempre tienen buenas intenciones. Es como preguntar si la tecnología es segura. Bueno, depende de cómo la use una persona y con qué fines”, explicó a Metro Skye C. Cleary, profesora adjunta de la Universidad de Columbia, filósofa y autora de “Existencialismo y amor romántico”.

Uno de los temas más importantes dentro del entorno de las apps es el acoso y el abuso que sufren especialmente las mujeres. Un estudio realizado en 2020 por el Pew Research Center reveló que el 57 por ciento de las mujeres de entre 18 y 34 años que tienen citas por Internet declararon haber recibido mensajes o imágenes sexualmente explícitas no solicitadas. Mientras que el 19 por ciento de ese mismo grupo de mujeres informó de un alto número de amenazas de daño físico.

También se ha empezado a denunciar con más frecuencia el fenómeno de la “sextorsión”, que se produce cuando usuarios malintencionados de Internet se ganan la confianza de las personas para obtener fotos o vídeos sexualmente explícitos, y luego los utilizan para coaccionarlas con fines sexuales, personales o financieros, bajo la amenaza de compartirlos.

Además de causar traumas psicológicos, esta actividad delictiva está asociada a importantes pérdidas económicas. Por ejemplo, la sextorsión costó a los estadounidenses 8 millones de dólares en los primeros siete meses de 2021, según cifras de la Oficina Federal de Investigación (FBI).

A pesar de estos factores negativos, los especialistas reconocen que estas apps siguen siendo bastante útiles ya que ofrecen posibilidades de establecer conexiones en momentos difíciles como la pandemia del COVID-19.

“Las aplicaciones y los sitios de citas están abriendo muchas más posibilidades que antes, sobre todo desde que ir a los bares y hablar con desconocidos se hizo menos popular y más arriesgado en la era del coronavirus”, añadió Skye C. Cleary.

Aunque hay ciertos peligros a los que los usuarios de este tipo de aplicaciones tienen que enfrentarse, las citas virtuales pueden ser incluso más seguras que los encuentros en persona y ser una opción viable para conectar con otras personas.

“También hay otros aspectos de las citas virtuales que ayudan a la gente a sentirse más segura, como la verificación de usuarios, la posibilidad de bloquear o denunciar a usuarios problemáticos y la posibilidad de conectarse (o desconectarse) en los propios términos”, concluyó el Dr. Christopher Dietzel, becario postdoctoral de la Universidad de Dalhousie que estudia las intersecciones de género, sexualidad, seguridad y tecnología.

$5.6 mil millones

son los beneficios conseguidos por las apps de citas durante 2021.

¿Cómo lograr mejores y más duraderas conexiones personales?

Skye C. Cleary afirma:

“Después de que las hormonas del amor se apaguen tras la fase de luna de miel, ¿qué es lo que va a mantener unida una relación? La conversación. Hacer cosas juntos. Vivir aventuras juntos. Así que no deberíamos buscar personas por las que nos sintamos físicamente atraídos, sino personas con las que tengamos una conexión intelectual y que despierten nuestro entusiasmo por la vida.”

Alternativas a las aplicaciones de citas

Emlovz, un servicio de coach de citas y casamentero de todo el mundo con sede en San Francisco, Estados Unidos, explicó

Citas rápidas

En este tipo de citas, te encuentras cara a cara con varias mujeres y hombres diferentes a la vez. Y como cada interacción cara a cara dura un tiempo muy limitado y todos buscan pareja, hay menos presión.

Meetup

Es un sitio web que permite a la gente de su comunidad conectarse a través de una variedad de grupos y eventos basados en intereses particulares. Estos intereses pueden ir desde bares de buceo hasta clases de cocina o clubes de lectura.

Cafetería de moda

Conviértete en un asiduo de una cafetería de moda y presta atención a quién entra siempre. Cuando veas a alguien que te gusta, entabla una conversación y no temas que te rechacen cuando te acerques.

Conocer a través de los amigos

Conocer a una pareja a través de los amigos puede ser una de las mejores alternativas a las citas online. De hecho, una encuesta realizada a 2.373 personas de entre 18 y 34 años reveló que la mayoría había conocido a su pareja a través de amigos comunes.

Entrevista

El Dr. Christopher Dietzel, becario postdoctoral de la Universidad de Dalhousie que estudia las intersecciones entre género, sexualidad, seguridad y tecnología

P: ¿Por qué las aplicaciones de citas se hicieron aún más populares durante la pandemia del COVID-19?

- Hay muchas razones por las que las aplicaciones de citas se han hecho tan populares. En primer lugar, los mandatos gubernamentales han impedido o desaconsejado conocer a otras personas en persona. Las plataformas en línea, como las aplicaciones de citas, han sido una de las principales formas de que la gente se mantenga conectada. La popularidad de las aplicaciones de citas aumentó porque ofrecían soluciones a la soledad y el aislamiento relacionados con la pandemia.

También se sabe que las aplicaciones de citas facilitan el acceso a la intimidad, el romance y el sexo, todo lo cual ha sido difícil de conseguir durante la pandemia. Abandonar las aplicaciones de citas significa renunciar a estos objetivos, por lo que la gente sigue utilizándolas porque pueden ayudar a satisfacer las necesidades emocionales y sociales. La premisa de las aplicaciones de citas de facilitar a la gente la búsqueda de citas y contactos ha seguido siendo una parte importante de su atractivo.

Por último, las empresas de aplicaciones de citas han promovido la idea de que el distanciamiento físico puede generar relaciones significativas y románticas.

P: ¿Cómo evolucionaron las aplicaciones de citas durante la emergencia sanitaria mundial?

- Hemos comprobado que las aplicaciones de citas se esforzaron por dar forma a la forma de interactuar de las personas durante la pandemia de tres maneras principales: 1) comunicando sobre la salud, 2) abordando la soledad y el aislamiento, y 3) haciendo de las citas virtuales la nueva normalidad.

P: ¿Qué le depara el futuro a las citas?

- Nuestra investigación indica que las citas virtuales no desaparecerán mientras dure la pandemia. Varias empresas de aplicaciones de citas, como Bumble, ya han afirmado que sus nuevas funcionalidades de citas virtuales son permanentes y ensalzan los beneficios de las “citas lentas” dentro de la aplicación más allá de la pandemia. Incluso si este es el caso, la gente continuará utilizando las aplicaciones de citas por una variedad de razones, tales como salir, conectarse, hacer amigos o construir una comunidad. En este sentido, puede que las aplicaciones de citas -y la pandemia, en concreto- hayan cambiado la forma de relacionarse a corto plazo, pero los objetivos generales siguen siendo los mismos: la gente busca conectar.

Tags

Lo Último

Te recomendamos