Noticias

La Tierra podría convertirse en ‘alienígena’ para los humanos en 500 años si continúa el calentamiento global

Para el año 2500 algunas zonas de la Tierra podrían estar tan calientes que ya no serían habitables para los humanos

En 2015, el Acuerdo de París estableció reducir el aumento de la temperatura media global por debajo de los 2°C para el año 2100, a través de responsabilidades comunes pero diferenciadas de las partes; sin embargo, un grupo de expertos pide mirar más allá de ese punto y advierte que si no se detiene el calentamiento global, la Tierra podría volverse ‘alienígena’ para  los humanos en los próximos siglos.

El año 2100 es importante porque fue la fecha fijada en el acuerdo firmado por 191 países para que la temperatura del planeta aumente menos de dos grados centígrados a finales de este siglo, en comparación con los niveles preindustriales, y si es posible, abordar estrategias para reducir el calentamiento a 1,5 grados.

Aunque esa fecha ya está fijada, científicos de Montreal y Reino Unido han realizado proyecciones de modelos climáticos globales basados en proyecciones temporales de concentraciones atmosféricas de gases de efecto invernadero para escenarios de mitigación bajos, medios y altos hasta el año 2500, 400 años más allá del horizonte de la mayoría de las investigaciones y proyecciones sobre los efectos del cambio climático.

“Es comprensible que los científicos hayan acordado utilizar el año 2100 como punto de referencia durante muchos años porque la modelización del clima futuro es ya muy compleja. Pero el problema surge cuando los responsables políticos y el público escuchan mensajes sobre escenarios para el 2100 y la conversación se detiene ahí”, explica a Metro James McKay, de la Universidad de Leeds, coautor de la investigación.

Según los científicos, si no se cumplen los Acuerdos de París, en el año 2500 varias zonas de la Tierra podrían pasar a ser alienígenas para el ser humano, de modo que éste ya no podría habitarlas de forma natural y sólo podría hacerlo con la ayuda de tecnología avanzada.

“Por ‘alienígena’ queremos decir irreconocible, lo que es cierto a nivel global, pero sólo algunas partes del globo serán inhabitables”, explica a Metro Ariane Burke, profesora de antropología de la Universidad de Montreal y coautora de la investigación.

Sí, según estas proyecciones, varias zonas de la Tierra podrían volverse inhabitables para los humanos y otras utilizadas para el cultivo de alimentos se volverían estériles, por lo que muchas personas tendrían que emigrar a zonas con un clima más adecuado para vivir allí.

“Partes del planeta en las que actualmente viven miles de millones de personas podrían volverse demasiado calurosas durante una parte del año para que alguien pueda vivir y trabajar al aire libre sin protección. Esto plantea la cuestión de adónde podrían ir entonces estas personas, y la migración”, añadió James McKay.

A pesar de estas proyecciones que pueden parecer sombrías, los investigadores subrayan que el mundo aún está a tiempo de detener esto y hacer que las consecuencias del calentamiento global sean menos graves.

“Tenemos la oportunidad de detenerlo reduciendo nuestras emisiones de efecto invernadero a cero neto, adoptando tecnologías de energía renovable y formas de vida y cultivo de alimentos sostenibles”, concluyó James McKay.

Para saber más, Metro habló con el Dr. Christopher Lyon, autor principal de la investigación.

2100

fecha fijada en el Acuerdo de París para que la temperatura global aumente menos de 2 grados centígrados.

“Esencialmente esto transformará el planeta, haciéndolo irreconocible y, en muchas regiones, la gente sólo podrá existir con la ayuda de tecnologías avanzadas”.

—  Ariane Burke, Universidad de Montreal y coautora de la investigación

“La implicación es que si no reducimos nuestras emisiones de gases de efecto invernadero, para el año 2500 grandes zonas del planeta podrían no ser habitables sin cambios radicales en la sociedad humana, y los lugares donde hoy cultivamos nuestros alimentos básicos podrían dejar de ser adecuados.”

—  James McKay, de la Universidad de Leeds, coautor de la investigación

Consecuencias del cambio climático para el año 2500

Según la investigación, la Tierra podría sufrir estas consecuencias en el año 2500 si no se detiene el calentamiento global:

- La vegetación y las mejores zonas de cultivo podrían desplazarse hacia los polos.

- La superficie apta para algunos cultivos se reduciría.

- Lugares con una larga historia de riqueza cultural y de ecosistemas, como la cuenca del Amazonas, podrían volverse estériles.

- El estrés térmico podría alcanzar niveles mortales para los seres humanos en regiones tropicales muy pobladas.

- El nivel del mar sigue subiendo debido a la expansión y mezcla de agua en los océanos que se están calentando.

- El Medio Oeste americano podría volverse más húmedo y caluroso, lo que significaría que cultivos como el trigo y el maíz ya no podrían cultivarse allí.

- Las temperaturas en la India pueden ser tan altas que la gente no pueda vivir ni trabajar al aire libre sin protección durante mucho tiempo.

Entrevista

Dr. Christopher Lyon,
investigador de la Universidad de Leeds y Universidad McGill, autor principal de la investigación.

-¿Por qué los investigadores y los responsables políticos deberían mirar más allá del punto de referencia del 2100 en relación con el calentamiento global?

El año 2100 estaba muy lejos cuando se utilizó hace más de 30 años en las primeras proyecciones de modelos climáticos importantes. Ahora, el año 2100 está al alcance de la vida de los niños de hoy y de sus hijos y nietos. El clima no dejará de cambiar en 2100, incluso si cumplimos el objetivo del Acuerdo de París de mantener la temperatura media mundial muy por debajo de los 2 grados centígrados. Por lo tanto, mirar más allá de 2100 nos ayuda a planificar ahora el clima al que se enfrentarán nuestros hijos y nietos, ya que nos da una mejor idea de los tipos de climas a los que podrían enfrentarse, especialmente si no conseguimos reducir a cero las emisiones de gases de efecto invernadero ahora. Esperamos que otros científicos y responsables políticos, por ejemplo en la COP26, se basen en nuestro trabajo o vean el mensaje de la necesidad de actuar mucho mejor ahora.

-¿Qué implicaciones podría tener el calentamiento global para el planeta en el año 2500?

Si dejamos las emisiones a cero ahora, el clima de la Tierra puede estar mucho más cerca del que formó la civilización humana desde que terminó la última Edad de Hielo hace unos 10.000 años. Este es un clima en el que estamos bien adaptados a vivir. Si no eliminamos las emisiones ahora, la Tierra puede volverse diferente a cualquier clima que los humanos hayan conocido, lo que significa que es incierto hasta qué punto seremos capaces de adaptarnos a él, especialmente con las tecnologías y los sistemas políticos con los que tenemos que trabajar ahora.

-¿Qué podría pasarle a la Amazonia, al Medio Oeste tropical estadounidense y a la India?

Nos hemos centrado en el Amazonas, el Medio Oeste estadounidense y la India, ya que son lugares ampliamente reconocidos que se verían muy afectados según nuestras proyecciones. Sin embargo, no son los únicos lugares que se verán afectados, ya que zonas como el continente africano, el Ártico y Australia también lo están, como muestran algunos de nuestros mapas y cifras. Si no reducimos rápidamente las emisiones, muchas de estas otras zonas podrían sufrir cambios similares a los que mostramos. Es importante recordar que muchos de estos lugares son fuentes de mucha sofisticación y riqueza cultural y ecológica, pero también se encuentran entre las zonas más pobres del mundo, lo que significa que pueden no tener las mismas capacidades para adaptarse a los cambios que los países más ricos y pueden necesitar mucha más cooperación y colaboración de los países ricos para hacerlo.

-¿Por qué la Tierra podría ser alienígena para los humanos en el año 2500?

Si no dejamos de quemar rápidamente los combustibles fósiles ahora, con el aumento del nivel del mar, las costas continentales cambiarán de forma y ubicación. Los tipos de plantas y vida animal a los que estamos acostumbrados también cambiarán radicalmente de tipo y ubicación, al igual que las lluvias y las nevadas. En conjunto, esto significa que si no se reducen las emisiones a cero, cambiaremos el aspecto de la superficie de la Tierra y el funcionamiento del clima y los ecosistemas que nos sustentan. Esto me recuerda la forma en que los astrónomos y astrobiólogos hablan de la búsqueda de planetas similares a la Tierra en las zonas habitables de estrellas lejanas.

-¿Qué tendría que ocurrir o qué podemos hacer para evitar que esto le ocurra a nuestro planeta?

Para evitar los peores futuros posibles, debemos mejorar nuestro ritmo de avance -de forma urgente y radical- hacia la reducción a cero de las emisiones de gases de efecto invernadero, en línea con el Acuerdo de París.  Ya debemos acostumbrarnos a tormentas, olas de calor, inundaciones y sequías más severas, por los niveles de calentamiento alcanzados hasta ahora, porque éstos no van a desaparecer hasta que encontremos formas seguras y eficaces de reducir las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera. También debemos hacer esto teniendo en cuenta la justicia y la equidad, de modo que se preste el mayor apoyo posible a las personas y lugares que ya están siendo perjudicados por el cambio climático, y a nuestros hijos y nietos que podrían serlo en el futuro si no tomamos medidas más radicales ahora.

Tags

Lo Último

Te recomendamos