Salud

Conoce las consecuencias de no beber suficiente agua durante el día

Como regla general, se recomienda beber al menos ocho vasos de agua al día

No tomes solamente bebidas azucaradas

El agua es esencial para la salud y el bienestar del cuerpo humano, sin embargo, muchas personas subestiman la importancia de mantenerse hidratadas a lo largo del día.

Cuando no bebemos suficiente agua durante el día, nuestro organismo experimenta una serie de efectos negativos que pueden afectar nuestra salud y bienestar.

Por ejemplo, la deshidratación leve puede manifestarse con síntomas como sequedad en la boca y la garganta, así como una sensación general de sed. Esto ocurre cuando el cuerpo está perdiendo más agua de la que está ingiriendo, lo que puede deberse a la falta de consumo de líquidos o a la pérdida excesiva de agua a través de la transpiración, la respiración o la micción.

A medida que la deshidratación empeora, pueden aparecer otros síntomas más graves, como dolores de cabeza, fatiga, mareos e incluso confusión. Esto se debe a que el agua es esencial para mantener el equilibrio de electrolitos en el cuerpo y para garantizar el adecuado funcionamiento del sistema nervioso y cerebral.

La deshidratación también puede afectar la concentración y el rendimiento cognitivo, lo que puede dificultar la realización de tareas diarias.

El agua cumple funciones importantes, como regular la temperatura, generar el líquido cefalorraquídeo para proteger el cerebro y producir un fluido para preservar las articulaciones”, dijo José Luis Maldonado García, académico de la Facultad de Medicina de la UNAM.

Además, la falta de agua puede tener un impacto en el sistema cardiovascular, ya que el volumen de sangre disminuye y el corazón tiene que trabajar más para bombear la misma cantidad de sangre por todo el cuerpo. Esto puede provocar una disminución de la presión arterial y aumentar el riesgo de sufrir mareos o desmayos.

En el ámbito digestivo, la deshidratación puede causar estreñimiento, ya que el agua es necesaria para ablandar las heces y facilitar su paso a través del intestino. También, puede aumentar el riesgo de desarrollar cálculos renales, ya que una menor ingesta de líquidos puede provocar una concentración más alta de minerales en la orina, lo que favorece la formación de cálculos en los riñones.

Además de afectar la salud física, la falta de agua también puede influir en el estado de ánimo y la salud mental. Pues, la deshidratación puede causar irritabilidad, ansiedad e incluso depresión en algunas personas.

Por lo tanto, es importante recordar la importancia de beber suficiente agua a lo largo del día. La cantidad recomendada puede variar según factores como la edad, el peso, el nivel de actividad y el clima, pero como regla general, se recomienda beber al menos ocho vasos de agua al día.

Tags

Lo Último

Te recomendamos