Ciencia

Estudio en Suiza encuentra que la terapia de sonido puede ayudar a prevenir las pesadillas

Esta técnica cada vez gana más peso en la comunidad científica

pesadilla

Un equipo de científicos de Suiza realizó un estudio en el que encontraron que la técnica de terapia de sonido podría ayudar a prevenir las pesadillas cuando dormimos.

La investigación fue publicada por la Revista Current Biology y citada en un informe del sitio web de La Tercera. Los hallazgos fueron determinados por científicos del Departamento de Neurociencias Básicas de la Facultad de Medicina en la Universidad de Ginebra.

Todos hemos tenido pesadillas más de una vez, comúnmente relatadas como escenarios aterradores, persecuciones, monstruos, demonios y hasta una tragedia de un ser querido. Todas ellas pueden revertirse, según los expertos, o más bien prevenirse.

La técnica o tratamiento se basa en entrenar a las personas para que revivan versiones positivas de sus pesadilla. Tras ello, los científicos se encargaron de reproducir un sonido relacionado con una experiencia imaginaria gratificante, emitido desde una diadema inalámbrica mientras los voluntarios dormían.

El estudio se basó en el monitoreo de 36 pacientes, divididos en dos grupos, quienes experimentaron sonidos y que obtuvieron terapia de ensayo con imágenes.

Los participantes tuvieron que crear diariamente una asociación entre una versión positiva de su pesadilla y un ruido durante un ejercicio de imaginación.

Resultados del estudio:

El resultado del estudio revela que los científicos lograron reducir la frecuencia de las pesadillas con la terapia de sonido, una técnica que poco a poco ganará más peso en la ciencia.

Lampros Perogamvros, psiquiatra del Laboratorio del Sueño de los Hospitales Universitarios de Ginebra y autor principal de la investigación, expuso: “Existe una relación entre los tipos de emociones experimentadas en los sueños y nuestro bienestar emocional. Basándonos en esta observación, tuvimos la idea de que podíamos ayudar a las personas manipulando las emociones en sus sueños”.

Todos los voluntarios experimentaron una disminución de las pesadillas cada semana. Sin embargo, los que recibieron sonidos tuvieron menos durante tres meses. La conclusión de los participantes es que tuvieron más alegría en sus sueños.

Tags

Lo Último

Te recomendamos