Estilo de Vida

Importancia, mitos y verdades sobre el consumo de agua, según expertos

Es fundamental saber cuáles son sus verdaderos beneficios

No es secreto para nadie, y así lo hacen saber constantemente los especialistas, de que el consumo de agua es fundamental para la preservación de la salud humana y, sobre todo, sus cualidades son insustituible e incomparables con otras bebidas comerciales.

Junto al aire, el agua es uno de los elementos esenciales la vida e incluso su importancia es tan marcada que un individuo solo podría soportar entre tres y cinco días sin beberla para no morir. El gran problema radica en que, a pesar de sus distintos beneficios, en los últimos tiempos se han creados varios mitos sobre su consumo.

Estefanía Ramo, experta en nutrición y tecnología de los alimentos y miembro del Instituto Médico Europeo de la Obesidad (IMEO) indica que “muchas personas creen que el agua embotellada es mejor que la de la pluma y, salvo que se indique lo contrario en determinadas zonas donde no se recomienda su consumo directo del grifo, no existe riesgo alguno para la salud”.

Normalmente, a los niños más chicos o pacientes con problemas renales se les recomienda el agua embotellada de mineralización débil y en el caso de los niños pequeños, se debe a que sus riñones son más inmaduros que los de los adultos.

No solo se toma cuando hay sed

Posiblemente, este es el mayor problema que pueda existir debido a que son millones las personas las que toman agua única y exclusivamente cuando quieren saciar la sed. En realidad, la recomendación principal es mantener el cuerpo hidratado las 24 horas del día sin necesidad de esperar a que su físico se lo pida, por ello, es importante ingerir al día como mínimo, dos litros y medio.

No previene infartos

Puede coincidir únicamente si da la casualidad de que la persona esté más deshidratada y exista un mínimo de riesgo. Pero, en todo caso, es totalmente falso que beber antes de dormir previene infartos o cualquier accidente cerebrovascular”, indica la especialista europea.

El agua no adelgaza

Según la doctora Ramo, esta sustancia no aporta ninguna kilocaloría y como consecuencia, no adelgaza ni engorda. Lo que sí es cierto es que tomar gran cantidad de agua antes de realizar cualquier comida puede producir un efecto saciante precoz, pues al llenarse el estómago de líquido, la ingesta posterior de alimentos es menor.

Tags

Lo Último

Te recomendamos