Salud

Pepino y aloe vera: Conoce este truco para cuidar tu piel

Una mascarilla nocturna puede dar un efecto terso a la piel.

Prueba esta mascarilla facial en casa

La piel es un órgano extenso y expuesto a los radicales libre, al paso del tiempo y a los malos hábitos alimenticios. Con el tiempo el colágeno que mantiene la piel firme y de buen tono empieza a dejar de producirse naturalmente y los primeros signos se notan en el rostro, cuello, brazos y abdomen.

Es por ello que existen tratamientos profesionales y caseros que ayudan a equilibrar el PH de la piel, sobre rodo en el rostro, que suele reflejar el cansancio y los problemas de salud.

“Muchos productos anuncian revitalizar la piel o disminuir las arrugas, pero la Administración de Alimentos y Medicamentos de los Estados Unidos (FDA) aprobó sólo unos pocos de estos para las pieles dañadas por el sol o el envejecimiento. Existen varios tratamientos para humectar la piel seca y reducir la apariencia de las manchas por la edad”, detalla Medline Plus, sitio web de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos.

Las mascarillas naturales son excelentes para cuidar el cutis

Las propiedades

El pepino debe ser consumido para su correcta absorción de todas sus propiedades. Sin embargo, se puede usar en rodajas sobre el rostro para refrescar e hidratar la piel. Como se sabe este vegetal contiene vitaminas A, C, folatos, potasio y selenio.

Por su parte, la sábila o el aloe vera ayuda a la regeneración de la piel gracias a sus vitaminas A y C, así como algunos aminoácidos y antraquinonas, que se usan para tratar patologías de la piel como la psoriasis. Su cristal sirve para calmar picaduras, desinfectar heridas y quemaduras ya que tiene unas claras propiedades cicatrizantes.

El portal web e-consejos destaca los beneficios de una mascarilla preparada con aloe vera y pepino para rejuvenecer la piel.

¿Cómo hacer la mascarilla?

Dentro de los ingredientes la mascarilla lleva media taza de agua, media taza de pepino picado, media taza de gel de aloe vera y 1 cápsula de vitamina E.

Preparación: Llevar a la licuadora el agua, el pepino picado y gel de aloe vera. Procesar por varios minutos. Con un cuchillo abrir la cápsula de vitamina E y depositar su contenido en la mezcla. Limpiar y secar el rostro muy bien antes de realizar el procedimiento. Aplicar el producto con una brocha en todo el rostro, especialmente en las zonas donde hay arrugas o flacidez. Dejarla actuar toda la noche. Al día siguiente, enjuagar con abundante agua.

Nota: Esta mascarilla no sustituye la consulta con el dermatólogo, ya que la orientación médica siempre será la mejor manera de tratar cualquier condición de piel. La mascarilla puede hacerse para efectos cosméticos, pero no como tratamiento médico.

Tags

Lo Último

Te recomendamos