Estilo de Vida

Cambios en las áreas visuales del cerebro durante la infancia podrían preceder al diagnóstico del autismo

Así lo mostró una investigación liderada por la NIH

Según un estudio financiado por los Institutos Nacionales de Salud, los bebés que son diagnosticados con trastornos del espectro autista (ASD) a los 24 meses mostraron diferencias en las áreas de procesamiento visual del cerebro que eran evidentes a los 6 meses. La teoría de los investigadores es que la interrupción del procesamiento visual podría interferir en la forma en que los bebés ven el mundo que les rodea, lo que cambia la forma en que interactúan y aprenden de sus cuidadores y su entorno. Estos cambios tempranos podrían afectar el desarrollo del cerebro y desempeñar un papel en los síntomas de ASD.

El estudio fue realizado por Jessica Girault, Ph.D., de la Escuela de Medicina de la Universidad de Carolina del Norte en Chapel Hill, junto con otros colegas. Se publicó en el American Journal of Psychiatry.

La investigación incluyó 384 pares de hermanos, donde el mayor había sido diagnosticado con ASD. Una investigación previa del equipo descubrió que los hermanos menores tenían más probabilidades de desarrollar ASD si sus hermanos mayores tenían niveles más altos de rasgos de ASD. Los investigadores realizaron lecturas de imágenes de resonancia magnética en los cerebros de los hermanos menores a los 6, 12 y 24 meses de edad.

Entre los 89 hermanos menores que desarrollaron ASD, aquellos cuyos hermanos mayores padecían graves rasgos de ASD tenían mayor volumen y área superficial del telencéfalo, que controla el habla, el pensamiento, las emociones, la lectura, la escritura y el aprendizaje; mayor superficie en la parte de la corteza visual, importante para reconocer objetos; y conexiones menos maduras en el esplenio, que conecta las cortezas visuales izquierda y derecha del cerebro y juega un papel en la atención visual.

El financiamiento de los NIH fue aportado por el Instituto Nacional de Salud Infantil y Desarrollo Humano Eunice Kennedy Shriver, el Instituto Nacional de Salud Mental y el Instituto Nacional de Trastornos Neurológicos y Accidentes Cerebrovasculares.

El NICHD lidera la investigación y la capacitación para comprender el desarrollo humano, mejorar la salud reproductiva, mejorar la vida de niños y adolescentes, y optimizar las habilidades para todos.

Tags

Lo Último

Te recomendamos