Salud

Señales para estar alerta ante un posible abuso infantil

Especialistas insisten la importancia de poder captar las señales de alarma, muchas veces pasadas por alto

El abuso infantil es un tema muy sensible, pero que no se puede dejar de hablar y reseñar porque lamentablemente en la actualidad es una problemática mundial con números rojos si hablamos de sus estadísticas. Distintas pueden ser las sensaciones cuando se aborda: molestia, enojo e impotencia; todas emociones negativas antes actitudes repudiables contra los niños.

Tristemente hay que reconocer que el abuso infantil es una realidad, muchas veces más común de lo que no se quisiera. Muchas veces su manifestación se produce a través de la violencia verbal-física, abandono, sexualidad y aunque parezca anormal y aberrante, desde los mismos hogares y en el núcleo íntimo familiar se producen tales injusticias contra los menores de edad.

Comportamiento del causante

Gisela Chiesi, licenciada en Psicología egresada de la Universidad de Buenos Aires (UBA), aseveró en el medio bienestar que bien sea por daños severos con respecto en lo psicológico y psiquiátrico, normalmente el victimario poco lo importa si el afectado es de procedencia cercana o ajena en su día a día, al igual que si es menor de edad, niña o niño.

La base principal de sus acciones son su autosatisfacción y sometimiento para poder lograr su objetivo de abuso, siempre priorizando el poder lograr el silencio de las víctimas e impedir el ser descubierto en algún momento. Cuando se trata de infantes, la manipulación y amenaza es la manera más común para lograr pasar desapercibido ante los ojos de los demás.

Abuso infantil

La psicóloga argentina resalta que cualquier abuso infantil logra ser sumamente traumático, a tal punto que perturba la vida de quien lo padece no solo en la infancia sino, incluso, más tarde en su vida adulta. “En principio, puede que el niño/a no registre la gravedad de lo que está sucediendo en el momento del abuso sexual dado que, por su corta edad, no cuenta con el conocimiento como para saberlo”.

Por su parte, Daniel Fernández, psicólogo y psicoanalista, agregó al respecto sobre el comportamiento de las víctimas que “a medida que van creciendo y van aprendiendo sobre sexualidad, es entonces que se comprende realmente el abuso sexual que se sufrió y es ahí cuando se vuelve altamente traumático. Por ello, lo mejor es que los padres pueden hacer al detectar que un hijo/a pequeño ha sido abusado sexualmente es procurar no alarmarlo/a. ¿Para qué? Para que el niño/a disminuya la gravedad del hecho y así haya posibilidades de que el trauma sea menor”.

Señales de abusos

Ambos especialistas consultados coinciden que son varias las señalas para determinar un posible abuso infantil, estos pueden ser: cambio en la personalidad y en las conductas, pesadillas, dificultad para conciliar el sueño, ensimismamiento, trastornos de la alimentación, dificultad para concentrarse en la escuela, conductas violentas, estados depresivos y mayor necesidad de estar cerca de los padres.

Tags

Lo Último

Te recomendamos