Salud

Derecho al aborto: Diferencias entre Estados Unidos y Europa

Expertos aseguran que si se revoca el derecho al aborto en Estados Unidos, sería un retroceso de 50 años.

Luego de la filtración de un medio online de un borrador de la Corte Suprema, que se alista para revocar el derecho de aborto en Estados Unidos, el país se encuentra conmocionado.

La opinión pública está dividida, pues mientras que una gran parte se posiciona a favor del derecho de la mujer a decidir sobre su cuerpo, otros defienden a la vida desde su gestación.

Lo cierto es que los expertos aseguran que echar para atrás el derecho al aborto, tal como el reporte que filtró Politico, significaría un retroceso de 50 años en este rubro en el país de las barras y las estrellas.

El reporte, al que tuvo acceso el medio Politico, se encuentra respaldado por los cinco magistrados conservadores (Clarence Thomas, Neil Gorsuch, Brett Kavanaugh, Amy Coney Barrett y Samuel Alito, a quien nominó en 2005 el expresidente George W. Bush), frente a los tres magistrados progresistas (Stephen Breyer, Sonia Sotomayor y Elena Kagan).

Lo que no se ha definido aún la posición del presidente del órgano, John Roberts, de la tendencia conservadora.

De hecho, el gobernador de Oklahoma, Kevin Stitt, firmó una ley para prohibir el aborto luego de las seis semanas de gestación, pocas horas después de la filtración del borrador del Tribunal Supremo.

La coyuntura de la potencia norteamericana lleva a citar cuál es la situación en Europa.

En España, por ejemplo, en 1985 se despenalizó el aborto en tres supuestos:

“Riesgo grave para la salud física o psíquica de la mujer embarazada; violación y malformaciones, o taras físicas o psíquicas en el feto”.

En la Ley Orgánica 2/2010, de salud sexual y reproductiva y de la interrupción voluntaria del embarazo detalla la despenalización de la práctica del aborto inducido durante las primeras 14 semanas.

El plazo se eleva hasta 22 semanas en situaciones graves o riesgos para la vida de la madre o el feto.

En otros países del Viejo Continente el aborto es legal, aunque cada uno tiene los plazos fijados por cada Estado. En Italia y Grecia, las mujeres tienen la potestad de abortar libremente en un periodo no superior a tres meses, un lapso que es uno de los más reducidos en el marco europeo.

Y es que Austria permite abortar antes de que terminen las primeras 16 semanas de gestación, mientras que en Suecia se eleva dos semanas más.

En Francia se acepta llevar este proceso hasta la semana 21, mientras que Reino Unido extiende el plazo a 24, aunque el embarazo se puede interrumpir en cualquier momento si hay riesgo para la madre o el feto.

Sin embargo, otras naciones consideran la práctica como ilegal. Tal es el caso de San Marino, Vaticano, Malta o Andorra, donde eleva las penas hasta con dos años de prisión.

En Gibraltar se aplicaba cadena perpetua a la mujer que abortara, pero el año pasado hubo un referéndum en que se voto suprimir esta sanción e ir por una ley de plazos: 12 semanas por gestación y 22 por patología fetal.

Así, cada país tiene su propia ley para esta práctica, aunque la gran mayoría lo permite y cuida a las mujeres y su embarazo.

Tags

Lo Último

Te recomendamos