Salud

El tratamiento temprano del Autismo permite controlar las dificultades

Tras haberse cumplido el Día mundial de la concientización del autismo, tips de especialista para saber enfrentarlo

Síndrome de Asperger

El pasado sábado 02 de abril se celebró a nivel mundial el día de la concientización del autismo, por ello, brevemente conoceremos cómo detectar y enfrentar la condición humana gracias a los datos aportados por parte de María Cristina Huberman, psiquiatra Infanto-Juvenil, Psicoanalista y miembro titular de la Asociación Psicoanalítica de Buenos Aires (APdeBA), Argentina.

Son distintos los síntomas que se pueden presentar desde la temprana edad para poder detectar a tiempo el autismo: aislamiento social, descontrol de movimientos, agitación en las manos, pronunciación de palabras repetidas, golpearse en la cabeza y manera robótica de hablar son algunas de la señales para acudir lo más rápido posible a un especialista.

Dia Mundial de Conscientização do Autismo é celebrado hoje

Primera etapa del autismo

Ante la primera etapa, lo más importante es detectarlo y atacarlo con tiempo. Bien sea por medio del núcleo familiar directo (padre, madre, abuelos o tíos) o personas alternar (pediatra o maestra de preescolar), es fundamental según todos los especialistas la atención temprana y adecuada va a permitir un mejor pronóstico.

La precisión de los tiempos para detectarlos en realidad es difícil de determinar al igual que el proceso del tratamiento para su control, sin embargo, es de suma importancia que el niño o niña sea atendido y, cuánto más rápido se intervenga, mejor va a ser su día a día.

Síntomas en bebés

Pueden pasar desapercibido incluso por los mismos especialistas, pero muchas veces son detectados a tiempo desde los primeros años de vida por parte de sus progenitores. Por ejemplo, si un bebé sonríe a partir de los tres meses o antes, si tiene contacto visual, si es un bebé demasiado tranquilo o muy irritable, si presenta insomnio tranquilo o insomnio agitado, si a los seis meses, por ejemplo, no extiende los brazos para que lo alcen, podrían ser un llamado de atención.

Otros signos de posible autismo son no amoldarse al cuerpo de la persona que lo toma en brazos. Los juegos infantiles recreacionales como el no sumarse a “jugar a tomar el té”, no esconderse para que lo busquen, no balbucear, no hablar, el uso del lenguaje neutro como en los dibujos animados son otros síntomas para estar alerta.

En un mundo más global que en décadas atrás, es valiosa la inclusión de las personas autista en el sistema educativo y social desde todos los puntos de vista, no obstante, aunque parezca reiterativo, es indispensable entender que detectar y atacar la condición a tiempo es fundamental para poder desarrollar buenas estrategias que ayuden a mejorar el trascurrir de la vida.

Tags

Lo Último

Te recomendamos