Música

María Becerra: “Vivía un clima de fiesta arriba y abajo del escenario”

“La Nena de Argentina” respondió preguntas de Publimetro luego de hacer historia con dos presentaciones sold out en el estadio de River Plate.

Concierto. Maria Becerra en el Estadio River, Buenos Aires. /  Fotos:  Dennis A. Jones

La cantante María Becerra vivió dos noches alucinantes en la capital de su país donde 140 mil personas se congregaron en el Estadio Monumental, Club Atlético River Plate para verla presentarse como la primera mujer argentina en hacer dos espectáculos totalmente vendidos en el mítico espacio.

Luego de esa experiencia, cuya reseña puedes leer en nuestro portal digital, “La Nena de Argentina” respondió preguntas de Publimetro sobre su gesta y lo que ahora quiere conquistar en el resto del mundo.

11 preguntas para María:

¿Cómo manejas el peso histórico de ser la primera mujer argentina y la persona más joven en presentarse en el River?

Recomendados

–La verdad es que es muy fuerte. Pasé por todos los estados, nervios, ansiedad, un poco de vértigo. Hasta que en las últimas semanas de ensayo tomé confianza. Me di cuenta que estábamos trabajando muchísimo, fueron tres meses de ensayo, creo que fue ahí cuando empecé a darme cuenta que ya estábamos listos para el show.

Tu histórica presentación en Argentina llega al tiempo que el país vive momentos muy duros y tus dos conciertos se venden en cuestión de horas, ¿ves la música como una forma de catarsis para el pueblo?

–Puede ser, la verdad es que cuando me llamó mi manager para decirme que el primero de los shows se había agotado en 90 minutos me parecía increíble. Tratamos de salir a la venta con entradas que la gente pueda pagar, pero no esperaba que los dos se vendieran tan rápido. Creo que también tuvo que ver con que venía tocando en muchos lugares, pero hacía mucho que no tocaba en Buenos Aires, y eso seguro habrá ayudado a que la gente quiera venir a verme en esta etapa más afianzada, más madura musicalmente. De todos modos creo que la música salva siempre, y juntarse en un recital a vibrar y cantar con personas que no conoces es una experiencia que renueva los ánimos, que da felicidad, es una fiesta.

El espacio fue muy famoso en el pasado por los conciertos de rock, ¿Pensaste hacer algún guiño a esa época dorada del estadio a nivel musical?

–Tuvimos un segmento un poco rockero, pero este es un estadio por el que pasaron también artistas increíbles como Tina Turner, Madonna, de hecho estuvo hace poco Taylor Swift tocando. Creo que es un estadio mítico por la calidad de artistas y la cantidad de conciertos increíbles que han sucedido. Eso pone la vara alta, pero nosotros montamos el show que teníamos ganas de hacer para nuestra gente, de mucha calidad: más de 1,300 metros cuadrados de pantalla Led de 18 metros y 70 metros de ancho, más pantallas en sectores del piso. Visuales en 3D, animaciones y escenarios en 3D. Un ascensor usado por primera vez en Argentina. Quisimos que no fuese solo un show, sino una experiencia, y creo que lo logramos. Definitivamente se vivía un clima de fiesta arriba y abajo del escenario.

Acabas de lanzar Primer Aviso con la diva y caballota puertorriqueña Ivy Queen, compartiste que la contactaste por WhatsApp. ¿Cómo fue su respuesta inicial y cuánto se involucró en la letra que ya habías compuesto?

–Sí, fue idea de mi manager pedir ad libs a artistas con los que tengo buena onda, y ahí se me ocurrió llamar a Ivy y contarle que hablaba de las caballotas en alusión a ella y que me gustaba la idea de que pueda tirarme una barra para sumar a la canción. Es ahí que me manda un mensaje diciendo que la espere, que ella quería mandarme un verso porque entendía lo que yo estaba pasando, que ella también lo había vivido y tenía mucho para decir. A la semana siguiente nos manda el verso y era llorar mientras lo escuchaba porque no podía creerlo. Así terminamos el tema y a los tres días ya estábamos grabando el video de la canción.

¿Con Primer Aviso la intención fue siempre ir a las raíces del reggaetón?

–La canción surgió de unas situaciones que yo venía viviendo, y enojos, y me acordé que tenía un beat que había hecho mi productor musical Xross. Le pedí que me lo diera porque sentía que era ideal para escribir sobre lo que sentía. Ahí le metimos ese día y salió. Me gustaba la idea de que fuera una tiradera porque en definitiva sobre lo que hablaba necesitaba de ese género.

Haces una referencia a “dos tiburonas”. Luego de la colaboración con Ivy, ¿qué similitudes y diferencias te planteas con ella siendo generacionalmente diferentes?

–Tener a Ivy que es una referente para nosotras, las que venimos de otra generación es un regalo. Lo vivo de ese modo. Es hermoso que haya querido participar en el tema y que le de la fuerza que ella tiene para posicionarse como una canción de mujeres fuertes que no nos dejamos pasar por arriba.

En Puerto Rico, el género urbano se distinguen por las tiraeras… en Primer Aviso hablas de aquel que quiso bajarte de los festivales… ¿Quién es esa persona? Si tiene nombre y apellido. ¿O es retórica?

–No es retórica, pero como dije muchas veces mi forma de expresar ese fastidio, esa injusticia de sentirme pasada por arriba fue escribir la canción. Cada uno sabe lo que hace en este medio. No creo que hagan falta nombres. El apoyo de Ivy deja claro que nos pasa a muchas, puede haber estado dedicada en un principio, pero hablando con ella me di cuenta que es algo que nos toca vivir como mujeres buscando nuestro lugar en la música. No importa la generación, todavía se repite.

Mencionas en la canción la “Cultura del trabajo”… ¿Cómo describes tu cultura de trabajo para llegar donde estás?

–A mí no me regalaron nada. Estudio desde chica. Me tocó que me rechacen de castings montones de veces, pero siempre seguí. Mi sueño era cantar y lo fui haciendo de a poco. Al principio me equivocaba, salía a cantar y tal vez desafinaba, pero iba a tomar clases de canto, estudiaba, me dedicaba para poder dar lo mejor de mi. Lo sigo haciendo, para los River ensayamos muchísimo, baile, canto, entreno mucho para poder rendir arriba del escenario. Sigo componiendo y grabando canciones aunque no vayan a salir tal vez nunca, tengo una veintena de canciones que hicimos en estudio buscando, experimentando. Este medio requiere que estés todo el tiempo dando cosas nuevas, sorprendiendo, nunca dar por sentado que ya tienes a tu público ganado y dejar de trabajar. Ir al estudio y trabajar muchas horas para que salgan nuevos temas, sentarme con mi equipo creativo, mis managers y pensar los pasos a dar, lo que queremos lograr, qué tenemos que hacer para eso… Eso es la cultura del trabajo hoy en el lugar en el que estoy.

Tienes bastantes colaboraciones con colegas femeninas… ¿Crees que las mujeres deben apoyarse unas a otras?

–Sí, me encanta compartir con colegas y me parece muy importante en esta industria que nos apoyemos entre nosotras. Es una industria que siempre estuvo tomada por hombres y nos costó mucho trabajo estar en las listas de festivales ocupando espacios importantes, sacar discos, hacer giras. Creo que muchas colegas están abriendo un camino muy grande para todas las generaciones que vienen detrás nuestro y siento que las colaboraciones entre nosotras son una forma de dejar en evidencia que no somos competencia sino que somos colegas que nos apoyamos.

Te hemos visto cantar al ritmo de bachata con Prince Royce y Enrique Iglesias, así como regional mexicano con Los Ángeles Azules… ¿Cómo te sientes cuando sales de tu género musical?

–Muy bien, me gusta mucho el desafío de abordar otros géneros musicales, o cantar en otros idiomas, siento que es como ponerme a prueba y sacar lo mejor de mí. Ver hasta dónde llego. Me gusta porque también es abrirme a otras culturas, otras formas de sentir y de contar historias. Cantar en punjabi, junto a Prabh o en Francés con Gims son experiencias increíbles.

¿Hay algún género que tengas pendiente?

–Sí, un montón. Más allá de los géneros cada género tiene matices, formas diferentes de abordarlos musicalmente, como buscarles un sonido personal, probar mezclas de géneros y ver qué sucede. Siento que tengo un largo camino de experimentación que me parece super interesante.

Puerto Rico es para muchos la cuna de la música urbana, ¿Cuáles son los planes para que esa grandeza de María Becerra en Argentina y otras partes del mundo se replique en una plaza como Puerto Rico?

–Tengo muchas ganas de ir a cantar a Puerto Rico, y también a otros lugares en donde todavía no toqué nunca, o me conocen poco. Se que el camino es este, hacer notas, que me conozcan, ir a tocar a lugares chicos y empezar a hacerme conocida como me pasó en países como Bolivia o Perú que después de ir a algunos festivales se armó algo hermoso y grande y es increíble ahora lo que pasa cuando voy allá.

Vas a estar en el festival de la final del Kings League… ¿Qué representa para ti? ¿Eres seguidora del fútbol? ¿Qué crees de esta nueva liga?

–Yo soy del Lobo, un equipo de fútbol de mi país que se llama Gimnasia y Esgrima de La Plata, iba a la cancha, miraba los partidos… Es más, hace unos años me entregaron un carnet de socia honoraria. Imaginate que el fútbol me encanta, juego fútbol cuando estoy en casa y puedo juntarme con el grupo de chicas que comparto con mi hermana. Así que cuando llegó la propuesta me pareció buenísima porque me gusta el fútbol y amo cantar, dos pasiones que me movilizan. Ni hablar de que es un evento importante que también se mezcla con todo el mundo del stream y las redes sociales, que son una parte importante de mi vida. Lo más increíble es que vamos a estar tocando por primera vez en vivo la canción que grabé junto a los Avengers: Sech, Dalex, Justin Quiles, Lenny Tavárez y Dmelo FLow. Eso va a ser increíble.

Tags

Lo Último

Te recomendamos