Entretenimiento

Bad Bunny es testigo de la noche histórica de LeBron James

James se convirtió en el máximo anotador en la historia de la NBA

Créditos a AP y Getty Images

Tras su presentación en los premios Grammy, el exponente urbano puertorriqueño, Bad Bunny continúa en Los Ángeles y esta vez asistió a uno de los juegos más importantes en la carrera de la estrella de los Lakers, LeBron James.

El boricua fue uno de los miles de fanáticos que asistió al partido donde James se convirtió en el líder de anotaciones en la historia de la liga de baloncesto de Estados Unidos, rebasando el récord de Kareem Abdul-Jabar.

A través de varias fotografías publicadas en las redes sociales se puede ver a Benito Antonio Martínez Ocasio disfrutando del partido de los Lakers frente al Oklahoma City Thunder en primera fila. Incluso el boricua y la estrella de la NBA se confundieron en un abrazo previo a iniciar el partido. Hay que recordar que estos se conocen y han compartido en diversos proyectos. LeBron James ha estado de visita en Puerto Rico donde también ha compartido con Bad Bunny.

Otro de los boricuas que estuvo allí presente fue el también exponente urbano, Eladio Carrión, quien captó el momento preciso en que James anotó el punto que lo convirtió en el mejor de todos los tiempos.

LeBron James es el nuevo rey de los puntos en la NBA.

Mediante un paso atrás y un salto a 10,9 segundos de que concluyera el tercer periodo del partido del martes ante el Thunder de Oklahoma City, el astro de los Lakers de Los Ángeles llegó a 38.388 unidades de por vida, quebrando el récord que Kareem Abdul-Jabbar había ostentado durante casi cuatro décadas.

James estiró los brazos y los agitó, mientras sonreía. Abdul-Jabbar se levantó de su asiento y aplaudió.

El encuentro se interrumpió mientras algunos familiares de James, incluyendo su esposa, su madre y sus hijos, ingresaban en la cancha para una ceremonia en la que se conmemoró el hito.

Pese a sumar 38 puntos, James no pudo coronar la ocasión con una victoria. El Thunder se impuso 133-130 a los Lakers.

Abdul-Jabbar —una de muchas celebridades que acudieron al encuentro con la esperanza de presenciar el hecho histórico— se convirtió en el máximo anotador de la liga el 5 de abril de 1984. Se retiró en 1989 con 38.387 puntos.

Algunos pensaron que esa marca duraría para siempre, pues grandes basquetbolistas apenas se acercaron. Karl Malone se retiró a 1.459 tantos de Abdul Jabbar, Kobe Bryant se quedó a 4.744 y Michael Jordan a 6.095.

James los rebasó a todos, incluido Abdul-Jabbar. Lo logró en su vigésima temporada.

También Abdul-Jabbar jugó 20 campañas en la NBA.

Y ahora, James es el anotador histórico de la liga, un logro que va bien con el mote de “Rey”, que se le ha dado desde que era un jovencito de Akron, Ohio, en la escuela secundaria.

“Era un récord que ha perdurado por casi 40 años y que muchos pensaron que jamás se rompería”, dijo el comisionado de la NBA Adam Silver.

Abdul-Jabbar alzó el balón y se lo entregó a James, como si le estuviera pasando ceremonialmente una estafeta. Ambos posaron con Silver y luego juntos. James se limpió las lágrimas y luego habló a la multitud.

“Sólo quiero decir gracias a los fieles fanáticos de los Lakers. Ustedes son únicos”, dijo James. “Ser capaz de estar ante la presencia de una leyenda tan grande como Kareem me hace sentir humilde. Por favor den una gran ovación al ‘Capitán’”.

Luego, James agradeció a su familia y a quienes lo apoyaron, incluido Silver y el fallecido comisionado David Stern.

“Gracias por permitirme ser parte de algo en lo que siempre soñé”, expresó.

James anotó 20 puntos en la primera mitad, con una exhibición del talento ofensivo que sigue refulgiendo después de dos décadas. En el tercer cuarto añadió a la cuenta 16 puntos para quebrar la marca.

El momento histórico de James conforta a unos Lakers que tienen dificultades para ganar terreno, en busca de evitar la humillación que supondría quedarse fuera de los playoffs por segunda campaña consecutiva.

Aunque James logró su récord, Los Ángeles sufrió otra derrota.

Anthony Davis anotó sólo 13 puntos y el Thunder jamás estuvo en desventaja en la segunda mitad. James anotó sólo dos puntos en el último cuarto, para colocarse en un acumulado de 38.339.

Shai Gilgeous-Alexander logró 30 puntos y Jalen Williams agregó 25 por el Thunder, que se colocó juego y medio encima de los Lakers ubicados en el 13er puesto, cerca del fondo de la Conferencia Oeste.

El alero de Los Angeles Lakers, LeBron James, celebra después de anotar para superar a Kareem Abdul-Jabbar y convertirse en el máximo anotador de todos los tiempos de la NBA durante la segunda mitad de un partido de baloncesto de la NBA contra el Oklahoma City Thunder el martes 7 de febrero de 2023 en Los Ángeles. (Foto AP/Mark J. Terrill)
Tags

Lo Último

Te recomendamos