Entretenimiento

Raphy Pina se expresa luego de su sentencia: “No pudieron probar nada”

El productor musical manifestó que la intención del gobierno federal era procesarlo por narcotráfico y lavado de dinero

Raphy Pina se mostró desafiante en sus primeras expresiones públicas luego de conocer su sentencia de cárcel de tres años y cinco meses por dos cargos de posesión ilegal de armas, veredicto que se encuentra en proceso de apelación, cuyo resultado el productor musical deberá esperar tras las rejas por decisión del juez Francisco Besosa.

“Se esperaba. Como todos conocen, voy a apelar. Soy una persona que no me rindo. Tengo que seguir. Pensaba que a lo mejor aquí… Veo que es otro ‘round’ más, otro ‘round’ para mi familia, otro ‘round’ para mí, otro ‘round’ para mis amigos, otro round para el negocio. Lo digo públicamente, este negocio no es de narcotráfico, no es de lavado de dinero. Me investigaron desde 2018, mi gente, por narcotráfico, por lavado de dinero. Me han tratado de vincular de una manera u otra por mis botes, por mis lujos. Hoy me encuentro aquí de pie, y lo digo públicamente, por ser productor de reguetón, no es por otra cosa más. No pudieron probar nada”, afirmó Pina a los medios de comunicación.

Una vez cumplidos los 41 meses de cárcel, Pina pasará otros tres años bajo libertad supervisada. El tribunal también le ordenó pagar una multa de $150,000.

“Hoy yo me voy a prisión, pero voy a volver y voy a pelear por mis derechos. Le doy un agradecimiento a todos, a todos, y solo le pido fe, que sigan las oraciones, que cuiden a mi familia, a mis amigos, a mis hijos, a mis hijas, y que sepan que no me voy a dejar”, subrayó el empresario, al precisa que hoy, antes de entregarse a las autoridades federales a las 3:00 p.m., pasaría por su casa a saludar a su hija Vida Isabelle, quien celebró su primer cumpleaños el pasado fin de semana.

Pina, en su cita judicial, estuvo acompañado por cerca de una treintena de amigos y familiares, incluyendo a su pareja, la cantante dominicana Natti Natasha, así como por sus tres hijos adolescentes de relaciones previas. También estuvo presente el reguetonero Daddy Yankee, de quien Pina ha sido manejador y productor durante gran parte de su trayectoria en la industria.

Durante la vista, previo a conocer su sentencia, Pina ofreció un discurso en el que recordó que hoy se cumplen 22 años de la muerte de su padre, a quien describió como su ejemplo a seguir. Asimismo, suplicó a Besosa que lo sentenciara a una probatoria o arresto domiciliario, como había solicitado ayer su defensa en un memorando al Tribunal Federal.

“Hoy le pido que me permita regresar a mi familia, que está esperando por mí… Están esperando a su papá y a la mujer que amo, también vuelva a casa con ellos. Permítame seguir siendo el papá presente y continuar guiando a mis hijos en cada una de las etapas de crecimiento y, sobre todo, tener el calor familiar que es mi verdadero motor para seguir construyendo el bienestar de muchas familias. Permítame ver a mi hija aprender a caminar”, rogó Pina en la sala del Tribunal Federal en el Viejo San Juan.

“Siempre en mi mente sabía que me iban a castigar para la percepción”, dijo Pina posteriormente a la prensa, al preguntársele por la orden de Besosa para que se entregara hoy a los alguaciles federales, en lugar de en una fecha posterior, como solicitó la defensa.

Una de las abogadas de Pina, María Domínguez, solicitó que su cliente pudiera entregarse directamente en la prisión a la que se ordenara su ingreso. Besosa sí aceptó la petición para que el productor de música urbana fuera ingresado en la cárcel de Pensacola, en el estado de Florida, sujeto a que cuente con los requerimientos para albergar convictos por delitos violentos.

En curso el proceso apelativo

Pese a que Besosa denegó la posibilidad de probatoria, así como para que Pina pudiera acogerse a una fianza mientras aguardaba por el resultado de la apelación del veredicto, Domínguez consideró como un triunfo que el juez tampoco emitiera una sentencia de al menos 46 meses de cárcel, como exigieron los fiscales José Ruiz y María Montañez.

“No prevalecieron puesto que el gobierno pidió que los sentenciaran por encima de las guías y el juez no lo hizo. O sea, que el juez no siguió la recomendación del gobierno”, puntualizó Domínguez.

La sentencia de 41 meses representa el tope de la recomendación de las guías para un convicto con el historial criminal de Pina, que fluctuaba de 33 a 41 meses de prisión.

En 2015, Pina se declaró culpable de fraude bancario, delito por el que fue sentenciado a una probatoria. El fiscal Ruiz, durante la vista, sostuvo que el tribunal debió considerar la “indulgencia” de la sentencia anterior y tomar en cuenta que Pina no había expresado “aceptación” ni “arrepentimiento” por el nuevo delito e imponer una pena en exceso de las guías.

Domínguez precisó que hoy la defensa radicaría ante el Primer Circuito de Apelaciones en Boston el recurso para que a Pina se le permita salir de prisión bajo fianza hasta que se resuelva la revisión del veredicto.

“Esperamos que sea dentro de los próximos 15 días”, respondió la licenciada ante la pregunta de cuándo el Primer Circuito podría tomar una determinación ante esa petición.

La apelación del veredicto, en tanto, se basa en errores que la defensa considera se cometieron en el juicio que presidió Besosa, donde un jurado de siete mujeres y cinco hombres encontraron culpable a Pina por los dos cargos que se presentaron en su contra.

El primer cargo por el que el jurado halló culpable a Pina fue por posesión ilegal de armas, mientras que el segundo cargo fue por posesión de un arma modificada para disparar de manera automática.

Ambas armas, así como unas 526 municiones ocupadas en un allanamiento ejecutado el 1 de abril de 2020, fueron encontradas en una bóveda detrás de un espejo del dormitorio principal de la residencia de Pina en la urbanización Caguas Real, según declararon en el juicio agentes del Negociado Federal de Investigaciones.

Tags

Lo Último

Te recomendamos