Entretenimiento

Como un cuento de hadas: La mágica historia de amor entre Cristiano Ronaldo y Georgina Rodríguez

La influencer y modelo estrenó serie en Netflix, en la que narra cómo nació su relación con el futbolista portugués del Manchester United.

La vida de Georgina Rodríguez cambió rotundamente hace seis años, cuando conoció a Cristiano Ronaldo.

En una tienda de la prestigiosa marca de ropa Gucci, el entonces jugador del Real Madrid quedó flechado por la argentina, quien se encargaba de atender a los clientes.

A sabiendas de que era una figura pública, Georgina no intentó quedar bien de inmediato con el lusitano; al contrario, mantuvo un perfil bajo, pese a que se corazón latía a mil por hora por el jugador.

Cristiano fue cauto, pero poco a poco se ganó la confianza de Rodríguez, de quien no pensó que se enamoraría con tal magnitud.

A varios años de ello, CR7 y Georgina ya formaron una familia, que se conforma de seis integrantes, aunque dos más vienen en camino.

Y es que, la pareja se convertirá en padres nuevamente, tras anunciar que la influencer y modelo esta esperando gemelos.

A través de una serie de Netflix, titulada “Yo Soy Georgina Rodríguez”, se han dado a conocer detalles sobre el día a día de la vida privada del futbolista y su mujer.

En ella, Ronaldo confesó que está perdidamente enamorado de la modelo, con quien espera pasar un gran lapso de su vida, pues considera que es un amor real.

“Fue como un clic, cuando la conocí, y se quedó en mi cabeza, esa es la pura verdad. Al principio nunca pensaba que tendría esta magnitud, que me iba a enamorar de ella. Pero pasado un tiempo, yo sentí que ella sí es la mujer de mi vida. Tener una mujer a tu lado que te dé esa estabilidad, es increible. La educación de los niños es estupenda”.

—  Cristiano Ronaldo, jugador del Manchester United

Un giro radical

Georgina Rodríguez no estaba acostumbrada a los lujos. De hecho, su vida no era estable monetariamente.

Su trabajo en la tienda de ropa le daba los ingresos necesarios para vivir bien, pero lejos estaba de su cabeza ser parte del mundo de la farandula.

Conocer al futbolista portugués le cambió la vida, al grado de hoy ser una figura reconocida en todo el mundo.

De hecho, la ahora modelo narró que muchas veces llegaba a su trabajo en camión, pero partía en un auto de lujo, ya que Cristiano iba por ella.

“Trabajaba en Gucci. Me tocaba salir a las cinco de la tarde y me llamó un compañero que me quedara media hora más para atender a una clienta. Cuando estaba saliendo de la tienda apareció un hombre guapísimo de casi dos metros, acompañado de un niño y de un grupo de amigos. Guapísimo. El pequeño me saludó muy educado y se rió. Empecé a sentir cosquillas en el estómago. Y pensé: ‘¿Qué me pasa?’ No quería ni mirarle, tenía mucha vergüenza.

“Empecé a atenderle en Gucci y un día me escribió que tenía un evento que si iba a estar. Y le dije que, sí que me pasaría. Me llevé todo el día pensando qué me iba a poner, cómo me iba a peinar. Cuando llegué le vi guapísimo, me acuerdo qué llevaba él y yo. Brindamos con una copa de champagne y me tuve que ir a la cena de empresa. No me apetecía nada, pero me tuve que ir. Pero fue bueno, porque nos dejó con las ganas. Él venía después de trabajar a recogerme. Venía en Bugatti, a veces. Mis compañeros alucinaban. Yo llegaba en autobús y me iba en Bugatti”.

—  Georgina Rodríguez, modelo argentina
Tags

Lo Último

Te recomendamos