Béisbol

Nuevas reglas generan reacciones encontradas en fanáticos

WEST PALM BEACH, Florida EE.UU (AP) — Los Marlins de Miami necesitaron apenas de 2 horas y 19 minutos para derrotar por 4-3 a los Astros de Houston en un juego de pretemporada disputado el lunes. El encuentro transcurrió tan rápido que Ryan Murphy, un fanático de toda la vida de Houston se quedó un largo rato en el estadio después de la conclusión.

“Soy un fanático del béisbol”, enfatizó Murphy, quien lucía indumentaria de los Astros campeones de la Serie Mundial en 2022. “Así, no me molesta si me quedo aquí cuatro horas o dos”.

En medio de críticas sobre la disminución de su importancia cultural y la oferta de un producto desactualizado en comparación con otros deportes importantes, el béisbol de las Grandes Ligas presentó una serie de nuevas reglas para acelerar sus partidos y atraer a fanáticos más jóvenes.

Recomendados

Las almohadillas ahora son más grandes para mejorar la seguridad de los jugadores e incentivar un corrido de bases más agresivo. Los lanzadores sólo pueden despegarse de la loma de lanzamiento dos veces por turno. Y hay un nuevo cronómetro de lanzamiento que otorga 30 segundos a los jugadores para reanudar el juego entre cada turno de bateo.

Los pitchers tienen 15 segundos entre lanzamientos si no hay hombres en base y 20 cuando sí los hay.

A menos de una semana de haber iniciado los duelos de pretemporada, la MLB parece obtener los resultados que buscaba, borrando 20 minutos en promedio la duración de los partidos, en comparación con la pretemporada anterior.

“El juego se siente más emocionante”, aseguró el derecho de los Nacionales de Washington, Patrick Corbin. “Incluso los juegos con muchas carreras están por debajo de las tres horas”.

Los fanáticos están teniendo reacciones encontradas. Algunos, como Murphy, se muestran indiferentes a los cambios.

“Honestamente es irrelevante para nosotros”, apuntó Murphy, quien viajó desde Utah a West Palm Beach para la pretemporada de Houston. “Los jugadores podrán pensar algo diferente, pero para nosotros es lo mismo.

“Sinceramente, ¿cómo podría yo saber que las bases son más grandes? Digo, veo un reloj de lanzamiento, pero en realidad no me interesa”.

A algunos fanáticos les agrada la idea de presenciar un juego completo en menos de tres horas, que fue el promedio de duración de los partidos de nueve entradas en 2022. Otros sienten nostalgia de lo que siempre ha sido este deporte.

“No soy fanático del reloj de lanzamiento”, apuntó Mark Mezzatesta, quien viajó a Florida desde Queens, en Nueva York. “Siento que es apresurar el juego. Siento que estaba bien como estaba. Los pitchers se toman su tiempo. Y los bateadores, también. Quince segundos con hombres en base y 20 con corredores, es muy corto”.

Barbara Schiffman, de Roseland, Nueva Jersey, se mostró conforme con algunas de las reglas, pero “no deberían dejar que un partido termine gracias al reloj de lanzamiento”.

Schiffman se refirió así al partido entre Atlanta y Boston que recientemente terminó en empate después de que al prospecto de los Bravos Cal Conley le marcaron un strike automático por violar la regla del reloj de lanzamiento.

Conley originalmente pensó que había ganado el partido al recibir base por bolas con la casa llena. En lugar de ello le marcaron ponche porque el umpire indicó que no estaba listo en la caja de bateo cuando el reloj pasó de los ocho segundos. ___

Rick Hummel contribuyó con este reporte para la AP

Tags

Lo Último

Te recomendamos