Baloncesto

LeBron acecha el récord de puntos de Abdul-Jabbar

Sólo una persona sigue por encima de James en la lista histórica

LeBron James

Fue el 29 de octubre del 2003 cuando LeBron James disputó su primer encuentro en la NBA. Los Cavaliers de Cleveland cayeron ante los Kings de Sacramento y James anotó 25 puntos.

Esa noche había 2.708 nombres arriba de él en la lista de máximos anotadores de todos los tiempos en la NBA.

Ya superó a 2.707.

Sólo una persona sigue por encima de James en la lista histórica —Kareem Abdul Jabbar, quien ha sido el líder anotador desde el 5 de abril de 1984. Su reinado está por terminar y la corona pasará a otro jugador de los Lakers de Los Ángeles en 1.326 unidades.

“Estar aquí sentado sabiendo que estoy a punto de romper uno de los récords más buscados de la NBA y que la gente decía que nunca podría lograrse, creo que es increíble, realmente gratificante para mi”, indicó James. “Creo que es increíble”.

El marcador actual es: Abdul-Jabbar 38.387, James 37.062. Con el ritmo de James, de 27,1 puntos por partido, está a 49 encuentros de convertirse en el número 1.

Si no se pierde ningún duelo, podría alcanzar la meta a mediados de enero. Se convertirá en el anotador más prolífico siendo uno de los mejores pasadores de la NBA: James se ubica en la séptima posición de asistencias y podría terminar la temporada en el cuarto puesto.

“Una de las cosas que es increíble sobre LeBron es que es un pasador entusiasta y talentoso”, dijo el entrenador de Miami Erik Spoelstra, quien dirigió a James en cuatro campañas (2010-14) y dos campeonatos.

Abdul-Jabbar disputó 20 temporadas, James inicia su 20ma. Anotan de manera distinta: James suma 6.420 unidades desde la línea de tres. Abdul-Jabbar tuvo sólo 3.

El tiro de gancho de Abdul-Jabbar irrumpió a la NBA desde el inicio. Promedió 30,4 puntos por partido en sus primeras seis campañas y 24,6 unidades en toda su carrera, aunque consiguió sólo 14,1 tantos por encuentro en sus últimas tres temporadas.

James no ha sufrido una caída. Promedia 25 puntos por partido en sus últimas 18 temporadas. Antes de la campaña anterior, sólo un jugador —Kobe Bryant, quien tuvo 22,3 puntos en el 2014-15— promedió más de 19 unidades en su 19na temporada. James promedió poco más de 30.

O sea, ningún jugador ha sido tan bueno por tanto tiempo en la NBA.

“Siempre es gratificante saber que el trabajo que haces arroja resultados”, dijo James. “Nunca he sido una persona que haga trampa en el juego. Siempre le he dedicado trabajo”.

El astro reconoció desde hace unos años que se vislumbraba alcanzando a Abdul-Jabbar, aunque insistió en que ésa no era su prioridad.

Los Lakers, quienes ganaron hace dos años el título de la NBA, fueron un desastre en la última temporada y se quedaron fuera de los playoffs. La meta de James es volver a pelear por un campeonato, que sería el quinto para él.

Su ética de trabajo sigue sorprendiendo a quienes le rodean.

“LeBron no es de este planeta”, dijo Darvin Ham, quien se apresta a dirigir su primera temporada con los Lakers, “Eso es seguro”.

James y Abdul-Jabbar han tenido un relación desafiante.

Abdul-Jabbar estaba de pie frente al vestuario de Cleveland durante la final de la Conferencia Este de 2016, y James pasó trotando por ahí. Se detuvo y ambos se abrazaron, además de compartir algunas palabras corteses.

Esa noche, James habló del respeto que sentía por Abdul-Jabbar y otros que le habían antecedido.

Otros capítulos no han sido tan amables. Abdul-Jabbar ha lanzado algunas críticas a James, aunque dijo a comienzos de este año que siente una “profunda admiración y respeto por LeBron como líder comunitario y deportista”.

“Eso no ha cambiado ni cambiará”, aseveró.

Recientemente, James dijo que no tenía relación alguna con Abdul-Jabbar.

“Obviamente, Kareem ha tenido sus diferencias con algunos de mis puntos de vista y algunas de las cosas que hago”, dijo James. “Pero escuchen, al final, ser capaces de compartir el mismo espacio con un tipo que vistió este mismo uniforme, que es un emblema de esta franquicia... y que hace mucho también fuera de la cancha, es algo tremendo”.

Se les vinculará durante toda la campaña, al menos hasta que el récord caiga. Y ello podrá servir como un recordatorio para algunos aficionados jóvenes, acerca de cómo jugaba Abdul-Jabbar.

James está por convertirse en el nuevo rey anotador y si no se lesiona podría extender su marca en los próximos años.

Tags

Lo Último

Te recomendamos