Murales DIY para romper con la monotonía

Por Arantza González

Cuando llega el momento de escoger colores para cambiar el “look” de nuestro hogar usualmente nos emocionamos. Eso se debe a que vamos a renovar el ambiente al que ya estamos acostumbrados. Sin embargo, muchas veces queremos romper con las ideas comunes de simplemente pintar una pared con un color sólido. En ocasiones se nos despiertan las ganas de querer algo más, algo que defina nuestra personalidad de manera distinta e innovadora. Es totalmente normal y muy bueno, para decir la verdad.

Para romper con la monotonía, he escogido algunas ideas DIY que pueden funcionar para cualquier gusto. Los murales decorativos no tienen que ser elaborados. Pues con iniciativa y creatividad seguro que cualquiera logra hacer de un espacio aburrido uno totalmente divertido. Los patrones geométricos están de moda, por tal razón, he escogido varios diseños que son fáciles de hacer con cinta adhesiva y pintura. Es importante que las otras paredes tengan tonos neutrales para que así el nuevo diseño sea el punto de enfoque y la pieza de conversación. Escoge colores que combinen y contrasten con el mobiliario y los elementos decorativos que ya tengas. No tengas miedo de tirar las líneas y pintar. Si al final no te gusta lo que creaste, simplemente pásale el rolo y comienza de nuevo.

Loading...
Revisa el siguiente artículo