Un bar en el hogar

Por Arantza González

Seguro que en muchas ocasiones se nos antoja salir a tomar algunas copitas de vino pero no logramos decidir un lugar agradable y acogedor al cual ir. También es común que un miércoles en la noche queramos preparar mojitos o margaritas en la comodidad de nuestro hogar, sin embargo no tenemos un área adecuada en donde prepararlos. Esta constante indecisión e incomodidad puede llegar a ser un poco drenante y como consecuencia escogemos cambiar los planes y dejarlos para otro momento. Ahora bien, para resolver este dilema podemos diseñar y crear un bar casero para disfrutar en familia.

El tamaño del bar puede ser distinto dependiendo el espacio que se escoja, por esto se debe escoger un área que vaya de acuerdo con nuestro gusto personal. El mismo debe contar con un fregadero y es importante tener tablillas para poder guardar de forma cómoda y organizada los licores, vasos y resto de utensilios que forman parte de una barra. También es de suma importancia tener un tope en donde podamos hacer toda fusión de tragos cómodamente, ya que pueden derramarse fácilmente si no tenemos el espacio adecuado.

La decoración aplicada es totalmente opcional y personal, ya que es aquí en donde se decide el estilo que predominará. La paleta de colores debe componerse de colores neutrales, tales como el negro, marrón y crema. Estos tonos son adecuados para los bares, pues nos permiten poder jugar con los colores y estilos de las sillas, lámparas, utensilios para mezclar y otros elementos. Al finalizar de diseñar y montar este espacio, le daremos vida a una barra casera que nos ayudará a crear memorias inolvidables en donde nosotros seremos los anfitriones. Ahora los divertidos miércoles de margaritas podrán darse cualquier día de la semana con familia y amistades en la comodidad de nuestro hogar.

Loading...
Revisa el siguiente artículo