Si tu mejor amiga está embarazada es probable que tu seas la siguiente

Tranquila, no significa que si tocas su barriga, vas a terminar embarazada

Por Nueva Mujer

Seguro alguna vez te imaginaste estar embarazada al mismo tiempo que tu mejor amiga para que así sus hijos sean igual de amigos que ustedes. Aunque no lo creas, el embarazo puede el "contagioso", afectando sobre todo a las amigas que lo son desde hace mucho tiempo.

Cuando empiezas a ver gente tan cercana quedarse embarazada terminas por inclinarte hacia esa corriente dominante. Es aprendizaje y adaptación porque nadie quiere ser aquella que no tiene bebés del grupo de amigas.

La maternidad es contagiosa y solo entre el grupo de amigas, en una reciente investigación se revela que se puede dar entre hermanas y familiares muy cercanos por instintos motivos, un claro ejemplo es el caso de las Kardashian que al mismo tiempo están esperando a sus bebés.

Un estudio publicado en la revista American Sociological Review titulado "¿Se extiende la conducta de la fertilidad entre los amigos?" encontró un vínculo entre los fuertes vínculos sociales y el embarazo. Después de que las amigas se gradúen, cuando una queda embarazada, las demás tienen un período de tiempo en el que el embarazo es "contagioso" y la probabilidad de quedar embarazada aumenta significativamente.

"El estudio muestra que el contagio es particularmente fuerte en un corto período de tiempo: aumenta inmediatamente después de que un amigo de la escuela secundaria da a luz, alcanza un pico unos dos años después, y luego disminuye, volviéndose insignificante a largo plazo", afirma Nicoletta Balbo, autora del estudio y miembro de la Universidad Bocconi italiana.

"En general, esta investigación demuestra que las decisiones de fertilidad no solo están influenciadas por las características y preferencias individuales, sino también por la red social en la que los individuos están integrados", continuó.

Los autores del estudio observaron a 1.700 mujeres estadounidenses durante un período de 15 años, a partir de los 15 años y terminando cuando las mujeres tenían 30 años.

Este no es el primer estudio que determina que la interacción social influye en el embarazo. Un estudio de 2010 titulado "Negocios, amigos y bebés: vínculos sociales y fertilidad en el trabajo", que analizó las tasas de embarazo entre compañeros de trabajo, encontró "que hay efectos no triviales entre iguales en la elección del momento del embarazo" y que el los compañeros de trabajo en edad y escala salarial, más fuerte es la influencia que tuvieron el uno al otro.

Balbo sugiere varias razones para este pacto subconsciente del embarazo, incluida la sensación de presión para que sus amigos se mantengan el uno con el otro, y porque "los amigos son una importante fuente de aprendizaje. Convertirse en padre es un cambio radical. Al observar a sus amigos, la gente aprende cómo para cumplir este nuevo rol ".

El vínculo que proviene de ser parte del mismo grupo social de la escuela secundaria también es un factor. Un informe del departamento de ciencias psicológicas de Purdue investigó los efectos del aprendizaje social entre niños y adolescentes, y descubrió que los niños no se presionan mutuamente para que se involucren en ciertas actividades. En cambio, para que los niños se comporten de manera similar, "todo lo que los amigos deben hacer es hacer que esa conducta parezca emocionante y placentera".

Este refuerzo social de la infancia parece continuar hasta la edad adulta para algunos amigos. Cuando una mujer ve que su amiga está felizmente esperando un hijo, su deseo de formar una familia aumenta, según el comunicado de prensa de ASA.

La atracción de pertenecer, de ser parte del grupo, es también una razón por la cual el embarazo puede ser contagioso: "Sincronizar la maternidad con amigos puede reducir el riesgo de ser dejado atrás por amigos que ya tienen un hijo", dice el informe de ASA.

Los autores del estudio enfatizan que este efecto no se debe a una decisión consciente entre amigos de tener hijos al mismo tiempo, sino que es más bien un ejemplo de la fuerza con la que los amigos pueden influirse mutuamente.

 

 

LEER MÁS

 

TE RECOMENDAMOS EN VIDEO

Loading...
Revisa el siguiente artículo