Perelló queda retratado con empresa de Anaudi

Por Obed Betancourt

El expresidente de la Cámara de Representantes Jaime Perelló le dijo el 16 de octubre de 2015 al Gran Jurado federal que no firmó ni un solo contrato de la empresa 3Comm, de Anaudi Hernández Pérez, ahora convicto por corrupción en hechos relacionados con un fraude en ese cuerpo legislativo.

La semana pasada, a preguntas de la agencia Inter News Service (INS), William Díaz Natal, jefe del cuerpo ejecutivo de la Cámara, afirmó con inusitada vehemencia que Perelló no firmó ninguno de los contratos con 3Comm.

No obstante, ayer surgió en corte el contrato con 3Comm, en el cual aparece la firma de Perelló.
Cuando el fiscal José Capó Iriarte le pidió a Perelló que explicara al Gran Jurado cómo es que no veía un conflicto de intereses en otorgarle un contrato a Anaudi, cuando esta persona era miembro de su comité de finanzas, la persona que ayudó a Sally López a conseguir su puesto, que a su vez benefició a Perelló porque nombró a su esposa como ayudante especial, la persona que le conseguía a Perelló miles de dólares para su campaña, el entonces presidente cameral contestó que lo explicaría “sin ningún problema”.

Perelló le dijo que no hizo arreglo alguno para que López fuera designada al puesto, no negoció nada con López para que designara a su esposa como ayudante especial, con un mejor salario, y que no firmó los contratos con 3Comm.

Cuando contestó Perelló a la explicación que se le pidió, el fiscal lo interrumpió para decirle que necesitaba que un intérprete le hiciera esa pregunta en español. Perelló hasta entonces las escuchaba en inglés y las contestaba en español.

El fiscal insistió y dijo que “es muy importante que la parte en que dice que él no firmó eso (el contrato) es necesario que quede en el récord”.

“Y no firmé eso (el contrato). Eso es firmado por el administrador de la Cámara luego de un proceso en el que han tenido que competir para llegar a ser el licitador más bajo para lograr el contrato”, le reiteró Perelló.

Sin embargo, ahora surgió un contrato con la firma de Perelló.

La agencia INS había revelado desde agosto que Perelló podría ser acusado por favorecer a Anaudi, que su testimonio ante el Gran Jurado había sido contradictorio con la evidencia en poder de la fiscalía federal y que había calmado a Anaudi al decirle que ese contrato sería suyo.

El testimonio de ayer en corte federal de Víctor Burgos, exdirector de informática de la Cámara, reveló que, en un momento en que este se resistía a firmar el contrato, Perelló se dirigió directamente a él en una reunión y le habría dicho: “Necesito que se firme ese contrato ya”.

El enconces secretario de la Cámara, Xavier González, ya le había dicho a Burgos que había que ayudar “a los amigos”.

El contrato que firmó Perelló lo firmó también José Rodríguez, por parte de 3Comm. Anaudi no aparece como dueño de la empresa. Sin embargo, Perelló sabía que lo era.

La fiscalía le llegó a preguntar específicamente a Perelló cómo sabía que esa empresa era de Anaudi si este no aparecía en los papeles ni firmaba nada. Perelló no logró contestarla.

El ayudante de González entonces, Glenn Rivera, está acusado también del fraude. Es el único que no ha hecho alegación de culpabilidad.

Este no es el único testimonio de Perelló ante el Gran Jurado que ha sido contradicho por la evidencia en poder de la fiscalía federal.

Mentir a un Gran Jurado o durante una investigación pudiera resultar en el delito de perjurio, que conlleva una pena de cinco años de cárcel por cada ocasión que se logre evidenciar una mentira.

Loading...
Revisa el siguiente artículo