Cuesta arriba sacar a los “atornillados”

Por Lyanne Meléndez García

Más allá de que las disposiciones de la Ley de Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, en inglés) permiten revisar las contrataciones de empleados públicos, el director de la Oficina de Capacitación y Asesoramiento en Asuntos Laborales y de Administración de Recursos Humanos (OCALARH), Harry Vega Díaz, estableció que es complejo el proceso para despedir trabajadores del gobierno, a quienes el presidente del Partido Nuevo Progresista (PNP), Ricardo Rosselló Nevares, catalogó como “atornillados”.

“Si el empleado incumple con la ejecución de su trabajo, se lleva a cabo un proceso de investigación, en el que se deben cumplir una serie de normativas para entonces tomar una acción”, indicó Vega Díaz al mencionar que entre estas puede haber amonestación verbal o escrita, reprimenda escrita, suspensión de empleo y sueldo o destitución.

Explicó, además, que “al empleado, cuando se le va a dar suspensión de empleo y sueldo, se le da derecho a una vista informal, donde un oficial examinador ve el caso y entonces el jefe de la agencia puede acoger la decisión.

Sobre la posibilidad de despedir un empleado, señaló que “una vez cumpla con los criterios de orden y disciplina no deberá tener ningún problema para permanecer en el puesto”.

“El empleado, una vez es reclutado y hay justa causa para ser despedido, hay que darle el debido proceso de ley”, detalló el director de OCALARH al señalar que, si se despide de forma injustificada, la persona tiene derecho a hacer una reclamación en la Comisión Apelativa de Servicio Público o en los tribunales.

Describió que, cuando se abre una convocatoria, “todo el que entienda que tiene los requisitos tiene el derecho de competir para ese puesto”.

La cifra de empleados “atornillados” que el domingo el candidato a la gobernación por el Partido Nuevo Progresista, Ricardo Rosselló, dijo: “Es pa fuera que van” sobrepasa los dos mil trabajadores.

Aunque el lunes el director de la Oficina de Gerencia y Presupuesto (OGP), Luis Cruz Batista, indicó a Metro vía mensaje de texto que la contratación durante el periodo del 1 de julio al 8 de septiembre era de 1,416, ayer aclaró que en ese periodo fueron contratadas 2,479 personas.

Entre los nuevos empleados se destacan 1,134 del Departamento de Educación, 301 de la Policía de Puerto Rico, 110 del Departamento de Salud y 184 en el Cuerpo de Bomberos.

También hay 463 trabajadores distribuidos en dependencias como el Departamento de Hacienda, Administración de Servicios de Salud Mental y Contra la Adicción (ASSMCA), Departamento del Trabajo y Recursos Humanos y el Fondo del Seguro del Estado, entre otras agencias gubernamentales.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo