Entra en funciones desde hoy Junta de Control Fiscal

Casa Blanca. Al Gobierno oficialmente le ha sido impuesta la junta que pedirá cuentas fiscales a todo el aparato público.

Por Karixia Ortiz Serrano

Finalmente se conoce la identidad de las siete personas que se encargarán de que en el Gobierno local se desarrollen los planes fiscales y los presupuestos anuales de acuerdo con  el plan de recuperación económica que se pretende con la Ley para la Supervisión, Administración y Estabilidad Económica de Puerto Rico (PROMESA, por sus siglas en inglés).

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, confirmó en horas de la tarde los siete nombres que ya rondaban desde horas de la mañana de ayer.

Tras un hermetismo del Congreso y la Casa Blanca, y a un día de la primera fecha límite según la ley federal, los nombrados son Andrew G. Biggs, académico residente del American Enterprise Institute; José B. Carrión III, presidente y socio principal de HUB Internacional CLC; Carlos M. García, principal oficial ejecutivo y socio de BayBoston, LLC; Arthur J. González, miembro de la Facultad de Derecho de la Universidad de Nueva York y juez presidente del Tribunal de Quiebras de EE. UU. para el Distrito Sur de Nueva York; José R. González, principal oficial ejecutivo y presidente del Federal Home Loan Bank de Nueva York; Ana J. Matosantos, presidenta de Matosantos Consulting y directora del Departamento de Finanzas de California, y David A. Skeel Jr., profesor de Derecho Corporativo en la Universidad de Pennsylvania.

Un miembro con voz pero sin voto es el gobernador. El mandatario Alejandro García Padilla reconoció que no está complacido con los nombres, mas designó al exvicegobernador de Nueva York, el abogado Richard Ravitch, como su representante ante la junta, “sin remuneración alguna”. “Me aseguraré de tener presencia en los trabajos del día a día de la Junta, sin echar a un lado mi responsabilidad como gobernante del país. Es por esto que he determinado designar, conforme permitido por la legislación, a Richard Ravitch como mi representante ante el organismo”, precisó en declaraciones escritas difundidas anoche.

De los siete, García, Carrión, José González y Matosantos son de origen puertorriqueño. García fue expresidente del Banco Gubernamental de Fomento (BGF) bajo la administración de Luis Fortuño, del Partido Nuevo Progresista, mientras que José González fue también expresidente del Banco bajo la gbernación de Rafael Hernández Colón, por el Partido Popular Democrático.

“Con una amplia gama de habilidades y experiencias, estas siete personas aportan una amplia gama de habilidades y conocimientos necesarios para hacer frente a los desafíos complejos de Puerto Rico y pondrían el futuro de los ciudadanos americanos en Puerto Rico primero. Una mayoría de los miembros de la Junta son de Puerto Rico, lo que refleja el compromiso de asegurar que los puertorriqueños estén bien representados en la Junta”, sostuvo Obama en su declaración escrita.

Sobre la selección del grupo que le costará al Gobierno local $2 millones mensuales, el funcionario de Casa Blanca afirmó que “todos los miembros de la junta fueron examinados cuidadosamente, según lo dispuesto en PROMESA, para asegurar de que no había conflictos de interés que podrían interferir con la integridad de su servicio en la Junta”.

No obstante, el nombramiento de García al ente independiente levantó ronchas entre miembros del PPD. Una de las voces que denunció tal confirmación fue la del presidente del Senado, Eduardo Bhatia. “García tiene vínculos directos e indirectos con la nefasta administración de Luis Fortuño y del Partido Nuevo Progresista.  Recordemos que fue García quien protagonizó la mayor toma de préstamos en la historia de Puerto Rico, cuyos términos de repago han arrastrado al país a una de sus peores miserias económicas”, sostuvo Bhatia en declaraciones escritas. Igualmente, otros legisladores opinaron lo mismo.

Entretanto, el secretario del  Departamento del Tesoro federal, Jacob Lew, mostró su satisfacción de los seleccionados y urgió a trabajar de inmediato con la deuda local, estimada en cerca de $72 mil millones.

Por su parte, el comisionado residente en Washington, Pedro Pierluisi, indicó que “el siguiente paso es que la Junta nombre un director ejecutivo y el personal profesional de apoyo, de conformidad con el artículo 103 de PROMESA”. Además, apuntó que “PROMESA es una de las legislaciones más importantes sobre el tema de Puerto Rico que el Congreso jamás haya aprobado”.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo