AGP busca reunirse con candidatos a la gobernación para rechazar JCF

“Los puertorriqueños debemos presentar un frente unido en oposición a una junta que priva al país de un gobierno propio”, expresó el mandatario.

Por Inter News Service

El gobernador Alejandro García Padilla afirmó que el anteproyecto de la Cámara de Representantes de Estados Unidos implica una comprensión de que la deuda contraída por pasadas administraciones “es insostenible”, mas rechazó que se pase por encima del autogobierno de Puerto Rico.

“Los puertorriqueños debemos presentar un frente unido en oposición a una junta que priva al país de un gobierno propio”, expresó el mandatario.

García Padilla anticipó que esta semana convocará una reunión con todos los candidatos a la gobernación para “unirnos en ese reclamo básico, sin distraernos con la discusión político partidista, para adelantar la recuperación de nuestras futuras generaciones”.

Consideró que “el anteproyecto debe verse solo como el acercamiento inicial del Congreso para cumplir con su compromiso de brindar a Puerto Rico una solución comprensiva a la situación fiscal”.

“La reciente discusión sobre los méritos del anteproyecto preparado por la cámara baja del Congreso de Estados Unidos evidencia que se ha comprendido que la deuda, según contraída por pasadas administraciones, es insostenible y tiene ancladas las posibilidades de recuperación del pueblo de Puerto Rico”, expresó el mandatario puertorriqueño.

Manifestó que el liderazgo de la mayoría del Partido Republicano “ha accedido a nuestro reclamo de brindarle a Puerto Rico las herramientas legales para una reestructuración ordenada de la deuda”.

“El anteproyecto reconoce la necesidad de una reestructuración amplia y destaca la oportunidad para la misma”, adujo García Padilla.

Aclaró que “ahora bien, ese poder de restructuración no sería oponible a los acreedores hasta que una junta federal lo determine”.

“De la manera propuesta resulta deshonroso y degradante. A costa de más y mayores sacrificios de los puertorriqueños –en beneficio de nuestros acreedores– se lograría acceso a ese mecanismo de restructuración tan necesario. Esa condición no es aceptable”.

El mandatario advirtió que el “estado de derecho sobre las relaciones entre Puerto Rico y Estados Unidos no permite dejar sin efecto la Constitución del Estado Libre Asociado para concentrar el poder del gobierno en un cuerpo no electo por los puertorriqueños”.

“De aprobarse una legislación como esa, Puerto Rico la impugnará inmediatamente en los tribunales federales y ante la comunidad de naciones, dijo en este sentido.

“Confío en que, en lo que se refiere a la junta, la legislación que finalmente se apruebe diste considerablemente de la que se discute y reitero mi disponibilidad para continuar trabajando con el Congreso en lograr una solución bipartita que respete el derecho inalienable de los puertorriqueños a autogobernarse”, aseguró García Padilla.

Agregó que si a cambio de la facultad jurídica de reestructuración ordenada de la deuda, es necesaria una junta de supervisión, ni su punto de partida ni su conclusión, puede ser el asesinato de la democracia puertorriqueña.

“En este momento histórico donde podría estar en riesgo a muy corto plazo la continuación de la provisión de servicios esenciales a nuestra gente, cualquiera que pretenda reducir este asunto a una mera discusión del estatus, exclusiva de la dinámica partidista, le hace daño al país y a sus posibilidades”, a juicio del mandatario.

Loading...
Revisa el siguiente artículo