Cero renuncia a Liza pese a traspié con ley seca

Por Sarah Vázquez y Karixia Ortiz

A pesar de que ha trascendido el descontento de los comisionados electorales por las ejecutorias de la presidenta de la Comisión Estatal de Elecciones (CEE), Liza García, con relación a la ley seca en las pasadas primarias republicanas, no se abordó ninguna petición de renuncia en la reunión que sostuvieron ayer.

Según informó a Metro el comisionado electoral del Partido Independentista Puertorriqueño (PIP), Roberto Iván Aponte, en el cónclave que tuvieron los comisionados electorales con García ayer solo se le pidió una explicación de los vaivenes por la aplicación de la ley seca en las primarias republicanas celebradas el fin de semana pasado.

“Ella explicó cómo entendía que los comisionados no deberían tomar la decisión unánime de que no aplicara la ley. No se le pidió una renuncia, sino que se explicara”, dijo Aponte.

Pero el comisionado del PIP enfatizó que los asuntos que quedan por verse es toda la logística del escrutinio electrónico que espera inicie con las primarias del próximo junio.

No obstante, a tres meses de que se celebren las primarias, a la CEE le faltan poco menos de $3 millones.

“Hemos recibido $7.2 millones”, dijo García en entrevista previa con Metro. Ahora resta asignar el restante de los $10 millones solicitados. Hasta el momento ha separado $4.2 millones para comprar las papeletas de las primarias.

Loading...
Revisa el siguiente artículo