Marco Rubio promete crecimiento económico para la isla

“Lo que se decida aquí en Puerto Rico va a tener un impacto en la campaña republicana”, dijo Rubio.

Por Lynet Santiago Túa @lynetonline

El precandidato estadounidense por el partido republicano Marco Rubio hizo una parada en Puerto Rico, en la víspera de la celebración de las primarias de su partido en la isla, en la que ofreció un breve discurso a sus huestes en el Complejo Deportivo Avoli de la localidad de Toa Baja.

El senador se dirigió a los presentes acompañado del actor y cantante, Carlos Ponce —quien es su excuñado—, el exgobernador Luis Fortuño, Zoraida Fonalledas (National Committeewoman del Partido Republicano en la isla) y la representante Jenniffer González, Presidenta del Partido Republicano de Puerto Rico.

En su corta intervención en suelo boricua reiteró su compromiso que desde la Casa Blanca velará por los mejores intereses de los puertorriqueños incluyendo los que residen en los 50 estados de la nación.

El republicano insistió que esta carrera primarista va a ser decisiva no solo para su candidatura sino también para la isla.

“Lo que se decida aquí en Puerto Rico va a tener un impacto en la campaña republicana”, explicó de antemano.

Sobre la crisis fiscal reiteró que “no se va a mejorar la situación siguiendo las políticas de izquierda, ni las políticas demócratas. La única manera que se va a mejorar es con el crecimiento económico”.

“Llevar el problema a la bancarrota no va a resolver el problema a larga plazo si siguen gastando dinero. La única manera que va a solucionar el problema de forma permanente es traer el crecimiento económico a la isla a través de un cambio de política, y yo estoy cien por ciento comprometido a bregar con eso”, subrayó.

“Mientras sigan gastando dinero que no tienen, que es lo hacen en Washington, van a tener un problema con la deuda. Las deudas existen cuando uno está gastando dinero que no tiene. La solución es rebajar los gastos e incrementar lo que entra bajando los impuestos y creando los empleos necesarios en la isla”, señaló.

Prometió también que está dispuesto a hacer cambios en los impuestos “pero en estos momentos no aplica a las personas que son de aquí”.

Además habló del tema de las salud, como derogar el “Obamacare”, porque a su juicio “le hace un daño serio a Puerto Rico”.

Recordó que trabajó de la mano con el exgobernador Fortuño por las medidas de seguridad para atajar la criminalidad y controlar la entrada de drogas a nuestras costas.

“Quiero trabajar con eso pero también el estatus de la isla es bien importante”, por lo que entiende que “el gobierno federal debería patrocinar una votación con dos opciones: convertirse en un estado o no”.

Lamentó, además, que muchos puertorriqueños pierden hasta la vida como parte de las Fuerzas Armadas de Estados Unidos y “no tienen ni derecho a votar por el comandante en jefe que los va a mandar a la guerra”. 

Según sus afines, el que Rubio gane en Puerto Rico, representa que tendría un impulso hacia Florida y enviará un mensaje a los puertorriqueños que residen allá.

“Estoy muy contento y orgulloso de estar aquí en la isla. Los que se preguntan qué hago aquí es porque tengo un parentesco con el senador Marcos Rubio. Aparte de ser un gran amigo, desde hace tres décadas, somos familia. Yo no sé mucho de política pero estoy aquí esta noche para darles el punto de vista mío y para hablarles de la persona que conozco, el ser humano. Para hablarles de Marco Rubio, padre, Marco Rubio hijo, el ser humano y el hombre de fe… Marco es una excelente persona. Para mí lo más importante es que es un hombre de Dios y yo lo quiero mucho. Es el tío de mis cuatro hijos y lo apoyo al cien por ciento”, expresó el cantante al exhortar a los presentes el voto por Marco Rubio. 

Por su parte, la representante Jenniffer González, Presidenta del Partido Republicano de Puerto Rico, instó al voto por “el líder de una nueva generación”.

“Esta es la única oportunidad que tienen los puertorriqueños para influenciar la elección del presidente de Estados Unidos”, sostuvo.

En el evento también estuvieron presentes el exgobernador Luis Fortuño, el alcalde Toa Baja Anibal Vega Borges, el alcalde de Guaynabo Héctor O’Neill, George Navarro y José Enrique “Quiquito” Meléndez.

Con su visita el senador de la Florida tratará de dar un último empujón a su campaña para hacerse con los 23 votos de delegados que están en juego en Puerto Rico, cuyos habitantes tienen derecho a participar en las primarias, pero no en las elecciones generales.

En la contienda primarista de los republicanos están Rubio, Donald Trump, Ted Cruz y John Kasich. 

El domingo, todos los electores registrados podrán asistir a los colegios municipales designados para emitir su voto de la primaria presidencial republicana.

La información sobre los centros de votación se puede obtener a través de www.ceepur.org.

Loading...
Revisa el siguiente artículo