Chuletas de cerdo al horno con salsa de chimicurry

Por Devorak Amadeo @PizcadeGourmet

Cuando empecé con esto de cocinar más en serio me encantó la idea de hacer recetas al horno.    Esto nada tiene que ver con los aromas que salen del horno o los sabores caramelizados y un poco ahumados típicos de los asados.   En realidad tiene que ver con lo práctico que resulta mezclar un par de ingredientes y lanzarlos al horno y despreocuparte por un rato de la estufa.

Esta receta de chuletas se hacen con solo 5 ingredientes y van directo al horno por sólo 20 minutos, sin necesidad de sellarlas primero en el sartén, cómo se hace típicamente cuando se cocinan asadas.   Aún así quedan jugosas y con el bordecito crujiente para chuparse los dedos cuando nadie está mirando.

Para esta vez usé chuletas de corte de centro con el hueso.   Típicamente tienen menos grasa y al ser finitas se cocinan rápido en el horno.   Además el hueso ayuda a mantenerlas jugosas y con más sabor.   Las claves aquí son dejarlas reposar por 15 o 20 minutos sazonadas para un “dry brining” y ponerle un poco de mantequilla fría justo antes de meterlas al horno para que se mantengan húmedas mientras se asan.

Para servir puedes hacer esta salsa chimicurry, que es un invento como cuando combinan los nombres de parejas famosas, mezclando salsa chimichurri con pasta roja de curry para un toque picantito.

 

Chuletas de cerdo al horno con salsa de chimicurry
Tiempo total
-30 minutos   Tiempo activo – 5 minutos
Equipo – bandeja de horno

Chuletas de cerdo corte de centro – 6 piezas
Sal fina de mar – 1 ½ Cdta
Nuez moscada molida – ½ Cdta
Pimienta fresca molida – 1 Cdta o al gusto
Aceite de oliva – 2 CDAS
Mantequilla sin sal – 3 CDAS, divididas en ½ CDA para cada chuleta
Perejil (opcional) – par de tallitos

En una bandeja o plato seca un poco las chuletas con papel toalla y transfiérelas a una bandeja para hornear.   Esparce la mitad de la sal, la mitad de la pimienta y la mitad de la nuez moscada sobre cada chuleta y con el dedo o el dorso de una cuchara distribuye todo bien a través de la carne, asegurándote de que el hueso también esté sazonado.   Vierte la mitad del aceite de oliva sobre las chuletas y nuevamente distribuye todo bien.   Voltéalas y repite todo el proceso por el otro lado.   Coloca la mantequilla en la parte superior de cada una y coloca algunas hojas de perejil sobre la mantequilla.

Dejar reposar durante 20 a 30 minutos. Precalienta el horno a 450°.

Coloca la bandeja en el horno y hornea por 20 minutos, girando la bandeja después de los primeros 10 ó 15 minutos para evitar que las piezas de atrás se quemen.   Retira del horno y espera 5 minutos antes de probar.

Para la salsa, sólo tienes que mezclar media taza de chimichurri con 1 cucharada de pasta de curry rojo para crear el chimicurry. Se puede servir con salsa de pesto, salsa picante o una salsa fresca también.

Loading...
Revisa el siguiente artículo