Con fecha juicio contra Guarionex Candelario

El exoficial de la Policía de Puerto Rico es el acusado responsable de la matanza en la Comandancia de Ponce el pasado diciembre.

Por Inter News Service

El agente responsable de la matanza de tres policías en la comandancia de Ponce el pasado 28 de diciembre, el oficial Guarionex Candelario Rivera, de 50 años, tendrá vista de acusación el 25 de enero y el juicio será el 16 de febrero.

Calendario Rievra acudió hoy a la vista preliminar del caso en el Tribunal de Ponce, hasta donde llegaron también otros tres agentes para ofrecer sus testimonios, entre ellos el esposo de una de las víctimas fatales.

Candelario Rivera llegó al tribunal en silla de ruedas y aún con su brazo derecho inmovilizado, luego de que en la masacre resultara herido de bala, en un incidente que aún no es aclarado por las autoridades.

El agente responsable de las muertes del comandante Frank Román, de 49 años (28 en la Policía), la teniente Luz Soto, de 49; y la agente Rosario Hernández de Hoyo, de 42 años, llegó custodiado al tribunal y luego se sentó en la sala a escuchar el testimonio de sus compañeros en la uniformada.

Uno de los testimonios fue el del teniente Osvaldo Requena, esposo Soto, quien contó que ese día llamó a su esposa para hacerle una broma, pero lo que recibió de respuesta fue aterrador: la mujer, llorosa, se limitó a contestarle “secuestrada, pistola, Guarionex”.

Ante la situación, el policía subió al sexto piso de la comandancia de Ponce rápidamente y no entró a la oficina, porque estaba cerrada, lo que consideró sospechoso.

Acto seguido, dijo que buscó al coronel (Héctor Agosto Rodríguez) cuando escuchó las detonaciones, por lo que regresó, tumbó la puerta y vio la escena.

Informó que al momento de los hechos su esposa estaba con vida y que tuvo un forcejeo con Candelario Rivera.

Mientras, la oficial de Prensa, Luz Morel Ramos, indicó que el radiocontrol quería hacer unas expresiones a los medios de comunicación para quejarse del trato quee staba recibiendo de la Policía, y en momentos en que estaba buscando el listado, escuchó los disparos.

En tanto, la teniente Ramonita Delgado expresó que encontró “raro” que la puerta de la oficina de Soto estuviera cerrada, tras lo cual se produjo el tiroteo en el que tres policías perdieron la vida.

Candelario Rivera, quien había sido desarmado anteriormente y exhibía antecedentes disciplinarios, sumaba 19 años en la uniformada al momento de los hechos.

Loading...
Revisa el siguiente artículo