Alemania al borde de una crisis política y nuevas elecciones

Angela Merkel dijo que preferiría nuevos comicios que liderar un gobierno de minoría

Por EFE
Foto: AP
Alemania al borde de una crisis política y nuevas elecciones

Alemania se asomó este lunes a un panorama inédito de inestabilidad política al fracasar el intento de la canciller, Angela Merkel, de formar una coalición de Gobierno, lo que puede abrir la puerta a la convocatoria de nuevas elecciones en el país.

Ante la imposible alianza con los verdes y los liberales y el rechazo de los socialdemócratas a reeditar la gran coalición con los conservadores, Merkel avanzó en una entrevista con la televisión pública que preferiría nuevos comicios a liderar un gobierno en minoría.

Merkel informó de la situación al presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, quien pidió a los partidos con representación parlamentaria "disposición al diálogo para hacer posible la formación de Gobierno en un futuro cercano" y se mostró reacio a convocar nuevos comicios.

Falla alianza 

La canciller ganó el pasado 24 de septiembre sus cuartas elecciones generales con una importante fuga de votos y los resultados le dejaron poco margen de maniobra para gobernar con una mayoría parlamentaria estable.

Al no poder contar con los socialdemócratas, la única opción era un tripartito con los verdes y los liberales, que anoche, tras casi cinco semanas de reuniones, rompieron las negociaciones.

En una comparecencia institucional en el palacio de Bellevue, Steinmeier reconoció que el país se enfrenta a una situación inédita en las siete décadas de historia de la República Federal de Alemania, pues siempre ha habido ejecutivos de coalición y nunca, salvo de forma interina, se ha gobernado con minoría parlamentaria.

 

En el actual panorama, Merkel adelantó que, a su juicio, unas "nuevas elecciones serían una vía mejor que un Gobierno en minoría".

Sin descartar absolutamente esta última posibilidad ("hoy no diría nunca"), se mostró "muy escéptica" alegando que Alemania necesita un "Gobierno estable" para afrontar los retos que tiene ante sí.

"El presidente alemán tiene ahora la última decisión. Si ahora hay nuevas elecciones -si hubiese, debo decir- no las temo en absoluto. Prometí en la campaña electoral estar cuatro años disponible", afirmó.

En la búsqueda de culpables del fracaso de una coalición tripartita la mayoría de las miradas se giran hacia el Partido Liberal (FDP), cuyo líder, Christian Lindner, argumentó que aceptar el acuerdo que se negociaba con conservadores y verdes habría supuesto abandonar su programa.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo