Contaminación del aire en área de Houston aumentó con Harvey

Por AP

GALENA PARK, Texas, EE.UU. (AP) — Cindy Sanchez comenzó a sentirse mal mientras asaba costillas justo antes de que los torrentes generados por el huracán Harvey empezaran a golpear esta ciudad al este de Houston, ubicada en un corredor con la mayor concentración de plantas petroquímicas en el país.

“Empecé a tener dolores de cabeza realmente fuertes”, dijo Sanchez, un ama de casa de 32 años. “Nunca me duele la cabeza”.

“A mi esposo le ardían los ojos”, agregó. “De hecho, él tenía una servilleta húmeda encima de sus ojos”.

El hedor similar al de aguas negras obligó a la pareja a entrar a su casa y Sanchez, que se sentía mal del estómago, se recostó.

La gente se quejó de dolores de cabeza, náuseas, comezón en la piel y en la garganta _síntomas clásicos de exposición a sustancias químicas industriales_ a medida que las plantas y las refinerías se apresuraban a quemar compuestos que podrían entrar en combustión en caso de clima extremoso o pérdida de electricidad.

Los habitantes en ese corredor industrial dicen que la calidad del aire, que ya de por sí es mala en días normales, se volvió intolerable cuando Harvey azotó contra la cuarta ciudad más grande del país y luego generó la mayor contaminación por ozono en lo que va del año en cualquier parte de Texas.

La Asociación Pulmonar Estadounidense clasificó al área metropolitana de Houston como 12ma en la nación en contaminación por ozono este año, aunque su aire fue de mejor calidad que las regiones de Los Ángeles y Nueva York.

Plantas propiedad de Shell, Chevron, Exxon-Mobil y otros gigantes de la industria reportaron más de 680 toneladas métricas (1,5 millones de libras) de emisiones extraordinarias en el condado Harris, que incluye a Houston, a lo largo de ocho días desde el 23 de agosto, a la Comisión de Calidad Ambiental de Texas.

Eso es equivalente a cinco veces la cantidad arrojada durante el mismo período en 2016.

De los carcinógenos conocidos desechados a la atmósfera durante el paso de Harvey, más de 13 toneladas eran benceno. Inhalarlo puede provocar mareo e incluso la pérdida de la conciencia, y la exposición a largo plazo puede generar leucemia.

Al preguntársele acerca de los efectos para la salud del drástico incremento en las emisiones, Andrea Morrow, portavoz de la comisión ambiental estatal, dijo que “todas las concentraciones medidas estuvieron bastante por debajo de los niveles que resultan preocupantes para la salud”, y “los residentes locales no deberían estar preocupados por asuntos de calidad del aire relacionados con los efectos de la tormenta”. La Agencia de Protección Ambiental emitió un comunicado similar.

Sin embargo, la mayoría de los monitores del aire fueron derribados o estaban desconectados durante los momentos más álgidos del paso de Harvey, lo cual dificultó la medición.

Loading...
Revisa el siguiente artículo