Hispano admite que planificó ataque con bomba en sinagoga en Florida

James Gonzalo Medina, de 41 años y residente en el condado de Broward, fue arrestado en abril de 2016 en una operación encubierta llevada a cabo por el FBI, después de que una persona alertara de sus intenciones.

Por EFE

James Gonzalo Medina, acusado de planear un atentado con bomba en una sinagoga de la ciudad de Aventura, aledaña a Miami, se declaró hoy culpable del cargo de “intento de ataque a una propiedad religiosa” y “uso de arma de destrucción masiva”, informaron medios locales.

Medina, de 41 años y residente en el condado de Broward, fue arrestado en abril de 2016 en una operación encubierta llevada a cabo por el FBI, después de que una persona alertara de sus intenciones.

La decisión final sobre la condena a Medina queda ahora en manos del juez Robert Scola, quien dictará en noviembre próximo sentencia contra el hispano, para el que la Fiscalía ha pedido 25 años de prisión, recogió el diario Sun Sentinel.

La Fiscalía no se opondrá a la petición de la defensa de que Medina sea puesto, al menos al inicio del cumplimiento de la condena, bajo la supervisión de expertos en salud mental para su tratamiento.

El hispano reconoció a las autoridades que planeó con un “informante encubierto” colocar una bomba en el Aventura Turnberry Jewish Center de la citada ciudad del sureste de Florida, un complejo que incluye una sinagoga, aulas de clases y salones de reunión.

Supuestamente, Medina, musulmán converso, había jurado fidelidad al grupo terrorista Estado Islámico y estaba dispuesto a atentar contra la comunidad judía en suelo estadounidense, según las grabaciones que realizaron los agentes del Buró Federal de Investigación (FBI).

Medina, que tiene antecedentes criminales, después de que en 2012 amenazara a una familia de Coral Springs (Florida), planeaba atentar por medio de una bomba que colocaría cerca de la puerta del centro judío y activaría por medio de un teléfono celular, según el FBI.

Los agentes del FBI iniciaron en marzo pasado el seguimiento a Medina después de que el hispano manifestara sentimientos antisemitas.

Según el FBI, Medina quería dejar en el lugar de los hechos un panfleto que llevara a pensar a las autoridades que los autores del atentado pertenecían al Estado Islámico.

De acuerdo con la defensa, Medina padece de una enfermedad relacionada con quistes cerebrales que puede afectar directamente el comportamiento del paciente.

Loading...
Revisa el siguiente artículo