Diez años de cárcel por inyectar cemento a pacientes

Se hizo pasar por médico para realizar procedimientos estéticos.

Por Metro Puerto Rico

La pseudocirujana Oneal Ron Morris, una mujer transgénero de 36 años de edad, fue sentenciada a 10 año de prisión luego de ser declarada culpable de realizar operaciones con inyecciones tóxicas y de perpetrar el homicidio de una de sus pacientes.

De acuerdo con el New York Post, esta ya había sido condenada a más de un año de prisión en el 2013 por inyectar materiales tóxicos, pero tiempo más tarde le radicaron nuevos cargos por causar daños a la salud de varias personas.

Según se desprende de la investigación, la mujer utilizaba la combinación de cemento, pegamento, silicona y aceite mineral. De hecho, se conoce que había aplicado ese tipo de sustancias en su cuerpo, el cual está deforme.

Entre los asistentes al juicio estaban Juanita Nuby, cuya sobrina Shatarka Nuby, de 31 años, murió durante uno de los procedimientos de Morris. La víctima mortal había recibido de Morris 10 inyecciones entre los años 2007 y 2010 y había pagado por el servicio 2.000 dólares, según precisa el canal WSVN. La mujer falleció en el 2012 debido a “una masiva migración sistémica de silicona” por las inyecciones aplicadas en sus nalgas y caderas.

En 2013, Morris aceptó un acuerdo de culpabilidad por un cargo de práctica ilegal de medicina.

 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo