Esposo de escritora con enfermedad terminal responde a conmovedor ensayo

En el escrito Amy Krouse Rosenthal, quien fue diagnosticada con cáncer de ovario en septiembre del 2015, detalla porqué su esposo es la pareja ideal e invita a que lo busquen y si entienden que es la persona correcta comiencen una nueva historia junto a él.

Por Metro Puerto Rico

El esposo de la escritora estadounidense con enfermedad terminal, Amy Krouse Rosenthal,  respondió al ensayo que esta escribió titulado: “Deberías casarte con mi esposo”, en el que resalta las razones por los que quiere que su compañero comience una nueva historia de amor.

En el escrito Amy Krouse Rosenthal, quien fue diagnosticada con cáncer de ovario en septiembre del 2015, detalla porqué su esposo es la pareja ideal e invita a que lo busquen y si entienden que es la persona correcta comiencen una nueva historia junto a él.

De acuerdo con el Dailymail, ayer, su esposo Jason, respondió al ensayo de su esposa con una declaración al Today Show.

“Desafortunadamente no tengo la misma aptitud para la palabra escrita, pero si lo hago, puedo asegurarte que mi cuento sería sobre la historia de amor más épica… la nuestra”, manifestó el hombre de 52 años.

En su ensayo, la autora describió su enfermedad y sus casi tres décadas de matrimonio.

“Llevo un tiempo intentando escribir esto, pero la morfina y la falta de hamburguesas jugosas (creo que ya van cinco semanas sin comida de verdad) me han dejado sin energía y han interferido con lo que me queda de capacidad de prosa”, detalla al tiempo que reconoce que “tiene que terminarlo ya porque tengo una fecha límite, una muy cercana. Necesito decirlo, y hacerlo bien, mientras tengo tu atención y todavía tengo un pulso”.

La mujer aseguró que enamorarse de su esposo Jason es muy sencillo y relata que “a mi me tomó solo un día”.

El viernes, The New York Times publicó el ensayo personal de la escritora de 51 años.

A continuación parte del ensayo:

 

Es un gran padre. Pregúntenle a quien sea. ¿Ven a esa persona en la esquina? Pregúntenle a ella, sabrá responder. Jason es compasivo… y puede voltear los panqueques en el aire.

Jason pinta. Amo sus obras. Lo llamaría un artista excepto que tiene una maestría en Derecho, lo que significa que está en su oficina de 9:00 a 6:00 p.m. la mayoría de los días. O, al menos, ahí estaba antes de que me enfermara.

Si buscas a un acompañante de viajes de ensueño y con un espíritu entusiasta, Jason es ideal. También le gustan las baratijas pequeñas: cucharas para degustación, frasquitos o una escultura miniatura de una pareja sentada en una banca, que me regaló como un recordatorio de cómo empezó nuestra familia.

Ese es el tipo de hombre que es Jason: llegó al ultrasonido de nuestro primer embarazo con flores. Es el tipo de hombre que, ya que siempre se despierta temprano, me sorprende los domingos en la mañana al hacer caritas felices con algo que se encuentre cerca de la cafetera: una cuchara, una taza, un plátano.

 

Esperen. ¿Ya mencioné que es increíblemente guapo? Voy a extrañar ver su cara.

S

Loading...
Revisa el siguiente artículo