Trump aún no presenta evidencias en acusaciones contra expresidente

El presidente pidió al Congreso que investigue si hubo abuso de poder por parte de Obama en el 2016

Por David Cordero

En un nuevo escándalo en Casa Blanca, el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, pidió ayer al Congreso que investigue si el expresidente Barack Obama abusó de sus poderes ejecutivos durante el periodo previo a las elecciones de 2016.

“Los informes sobre investigaciones —potencialmente motivadas por política—, inmediatamente antes de las elecciones de 2016, son muy preocupantes”, comunicó el secretario de Prensa de Casa Blanca, Sean Spicer, en su cuenta de Twitter.

Spicer se refiere a los señalamientos que hizo Trump el pasado viernes, alegando que Obama ordenó que se interceptaran y escucharan las llamadas del entonces candidato presidencial republicano en su Trump Tower en Nueva York durante el mes de octubre de 2016.

Sin evidencias

No obstante, ni el presidente Trump ni ningún funcionario de Casa Blanca ha presentado alguna evidencia que sustente las declaraciones, pese a que Spicer hace referencia a “informes” sobre las investigaciones que presuntamente ordenó Obama.

“El presidente Trump solicita que, como parte de su investigación sobre la actividad de Rusia, los comités de inteligencia del Congreso ejerzan su autoridad de supervisión para determinar si los poderes de investigación del Poder Ejecutivo fueron abusados en 2016”, añadió Spicer.

El portavoz indicó que Trump ni Casa Blanca comentarán o harán más declaraciones al respecto hasta tanto el  Congreso lleve a cabo las investigaciones que pide el presidente, quien, de hecho, comparó las alegadas intervenciones de Obama, con las acciones del presidente Richard Nixon y el caso de Watergate.

“Apuesto a que un buen abogado podría hacer un gran caso de que el presidente Obama estaba tocando mis teléfonos en octubre, justo antes de la elección”, escribió Trump en Twitter.

“¿Cuán bajo ha llegado el presidente Obama a intervenir mis teléfonos durante el tan sagrado proceso electoral. Esto es Nixon/Watergate.  Hombre malo (o enfermo)”, añadió.

Según informó hoy Prensa Asociada, miembros clave del Congreso dijeron que acatarán la solicitud del presidente Trump de investigar su denuncia no corroborada de que Obama abusó de su autoridad como presidente al ordenar que los teléfonos de Trump fueran interceptados durante la campaña electoral.

Obama niega acusaciones

Ante los señalamientos de Trump, el portavoz del expresidente negó que Obama o algún funcionario de Casa Blanca hubiera intervenido o escuchado alguna llamada telefónica del entonces candidato presidencial.

“Una regla fundamental de la administración Obama fue que ningún funcionario de la Casa Blanca jamás interferiría con ninguna investigación independiente dirigida por el Departamento de Justicia”, afirmó Kevin Lewis en declaraciones escritas.

“Como parte de esa práctica, ni el presidente Obama ni ningún oficial de la Casa Blanca ordenaron la vigilancia de ningún ciudadano estadounidense. Cualquier sugerencia de lo contrario es simplemente falso”, aseguró el portavoz.

Loading...
Revisa el siguiente artículo