Gobierno de Trump anulará directrices sobre baños para transgéneros

"El presidente dejó claro durante toda la campaña que es un firme creyente en los derechos de los estados de tomar sus propias decisiones"

Por AP
Foto: Getty Images
Gobierno de Trump anulará directrices sobre baños para transgéneros

El gobierno de Donald Trump anulará la norma que obligaba a las escuelas públicas a permitir que los alumnos transgénero usen los baños y vestuarios de su preferencia, anunció el miércoles la Casa Blanca.

La norma había sido emitida por el gobierno anterior de Barack Obama, y permitía a las escuelas dejar que los alumnos usen el baño del género con el que se identifican aunque no sea el género con el que nacieron.

El portavoz presidencial Sean Spicer declaró que las directrices emitidas por el gobierno anterior eran confusas y demasiado difíciles de implementar, y que en pocas horas se emitirían nuevas instrucciones.

Una fuente oficial que pidió permanecer anónima dijo a The Associated Press que la norma del gobierno anterior será anulada, aunque las protecciones contra los insultos y abusos no se verán afectadas.

Defensores y opositores

Aunque la norma anterior no era de carácter legal, los defensores de la gente transgénero afirmaban que era necesaria para proteger a los alumnos de la discriminación. Los opositores la denunciaban como excesiva y alegaban que violaba el derecho de la privacidad de los demás alumnos.

Spicer dijo que los departamentos de justicia y educación están redactando un nuevo documento.

“El presidente dejó claro durante toda la campaña que es un firme creyente en los derechos de los estados de tomar sus propias decisiones, y en que ciertos temas como esto no se deben decidir a nivel federal”, expresó Spicer.

La norma anterior se basaba en la premisa de que el Título Nueve, la norma federal que prohíbe la discriminación sexual, abarca también la identidad de género.

Si bien no tenía carácter de ley, la norma llevaba implícita la advertencia a las escuelas de que si no la acataban, podían perder el financiamiento público.

Los republicanos argumentan que la medida de Obama es un ejemplo de injerencia indebida del gobierno federal en asuntos locales. El vicegobernador de Texas Dan Patrick la calificó de “chantaje” y dijo en ese entonces que preferiría quedarse sin dineros públicos antes que obedecer la norma.

Loading...
Revisa el siguiente artículo