Colapso de rascacielos mata a 30 bomberos en Irán

Los bomberos lucharon desde la mañana durante unas tres horas y media contra las llamas antes de que el inmueble se viniera abajo.

Colapso de rascacielos mata a 30 bomberos en Irán

TEHERÁN, Irán – Un emblemático rascacielos en el corazón de la capital iraní se incendió y posteriormente se desplomó el jueves, matando a por lo menos 30 bomberos, dejando a sus colegas y a testigos impactados y llorando en las calles.

El desastre en el edificio Plasco fue trasmitido involuntariamente en vivo, cuando la televisión cubría la noticia del incendio. Aunque no se saben todavía las causas del incendio, las autoridades dijeron que ya habían advertido varias veces a los inquilinos que no bloquearan las escaleras con material de las fábricas de ropa que estaban en los pisos superiores.

Bomberos, soldados y otros socorristas escarbaron en los escombros hasta la noche en busca de sobrevivientes. Aunque no se sabe cuántas personas había dentro del edificio, testigos han dicho que muchos eludieron los cordones policiales durante pleno incendio para regresar al edificio a recuperar sus pertenencias.

Bomberos iraníes trabajan en la extinción de un incendio en el edificio Plasco, en el centro de Teherán, el 19 de enero de 2017. El rascacielos, envuelto en llamas, colapsó mientras decenas de bomberos intentaban apagar las llamas. (AP Foto/Vahid Salemi)

“Nos lo pidieron… usando altavoces que evacuáramos el edificio, pero algunas personas regresaron diciendo que ahí tenían sus documentos, cheques del banco, que su vida entera estaba en sus tiendas”, dijo el testigo Masoud Hosseini. “Creo que les preocuparon más sus pertenencias que su vida”.

“Los bomberos entraron para sacarlos y de pronto el edificio colapsó”, relató Hosseini.

Las autoridades iraníes no han dado una cifra oficial de víctimas, algo habitual en desastres en desarrollo. Por el momento se desconocen las causas del incendio.

La televisión estatal iraní Press TV informó de la muerte de los bomberos sin ofrecer la fuente de su información. Una televisora local reportó que 30 civiles resultaron heridos, mientras que la agencia de noticias estatal IRNA apuntó que 45 bomberos presentaban lesiones.

El alcalde Mohammad Bagher Ghalibaf dijo que más de 20 cadáveres de bomberos habían sido rescatados para el jueves en la noche.

Los bomberos lucharon desde la mañana durante unas tres horas y media contra las llamas antes de que el inmueble se viniera abajo. El fuego parecía ser más intenso en los pisos superiores antes del derrumbe. En esa parte del edificio había talleres textiles, donde los sastres cocinaban su comida y empleaban viejos calefactores de queroseno para calentarse en invierno.

El edificio se derrumbó en cuestión de segundos, como mostró en vivo la televisora estatal, que había comenzado una entrevista con un periodista desplazado al lugar del incidente. Una densa columna de humo marrón se elevó sobre los restos. Testigos lloraron de pena.

“Dios quiera que nada les haya pasado a los bomberos que estaban ahí”, dijo el periodista y luego comenzó a llorar.

Diez parques de bomberos trabajaban en la extinción de las llamas, explicó antes Jalal Maleki, vocero del departamento de bomberos. El ejército envió unidades militares para ayudar en las tareas, agregó la televisión.

El edificio de 17 plantas fue construido a principios de la década de 1960 por el empresario judío-iraní Habib Elghanian y recibió el nombre de su empresa de manufacturas. En ese momento, era el más alto de la capital.

El presidente Hassan Rouhani ordenó al ministro del Interior Abdolreza Rahmani Fazli investigar el desastre, reportó la agencia IRNA.

El incendio fue el peor en Teherán desde que uno en 2005 acabó con una mezquita matando a 59 fieles y dejando 200 heridos.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo