La primera ministra Theresa May da detalles del Brexit

Dijo que Gran Bretaña debe recuperar el control de sus leyes y fronteras

La primera ministra Theresa May da detalles del Brexit

Más de seis meses después de que Gran Bretaña votó a favor de salir de la Unión Europea, la primera ministra Theresa May finalmente explicó el significado de la decisión: el Reino Unido abandonará la Unión Europea y su mercado único de 500 millones de habitantes.

En sus declaraciones más detalladas desde el referendo del 23 de junio, May dijo hoy que Gran Bretaña debe recuperar el control de sus leyes y fronteras, a la vez que exhortó al bloque a negociar un acuerdo de libre comercio que beneficie a todos.

“No aspiramos a ser miembros del mercado único”, dijo en un discurso que había despertado grandes expectativas. “En cambio, aspiramos al mayor acceso posible a éste a través de un acuerdo de libre comercio nuevo, exhaustivo, audaz y ambicioso”.

May prometió por primera vez que el Parlamento podrá votar sobre el acuerdo final de divorcio entre el Reino Unido y la UE, que probablemente se alcanzará en 2019. Pero no dijo qué sucedería si el Parlamento rechazara el acuerdo.

La libra británica reaccionó favorablemente ante el anuncio claro. La moneda se recuperaba de fuertes pérdidas en días anteriores, con una subida de 2.2%. El lunes cayó casi a su nivel más bajo en 31 años.

La primera ministra británica Theresa May pronuncia un discurso sobre la salida de la Unión Europea en Lancaster House, Londres. / AP

 

Complace al mercado de cambios que el asunto sea sometido al Parlamento, lo que permitirá a May poner coto a los excesos de los partidarios más fervorosos del Brexit, dijo Kathleen Brooks, directora de investigaciones del City Index.

“Pero ni siquiera esta concesión puede ocultar el hecho de que el Reino Unido quiere los privilegios de la UE, con lo cual los próximos dos años podrían ser sumamente tensos”, acotó. “Por eso la libra todavía no ha salido del pozo”.

La caída de la moneda empieza a afectar al consumidor. La inflación en Gran Bretaña alcanzó su nivel más alto en dos años y medio, el 1.6% en diciembre comparado con 1.2% el mes anterior.

La caída de los últimos días fue provocada por temores de un “Brexit duro” que altere la economía.

May rechazó los dos extremos, el “Brexit duro” y el “Brexit blando”. Dijo que quiere una nueva relación basada en el libre comercio.

“Queremos comprar los bienes de ustedes, venderles los nuestros, comerciar de la manera más libre que sea posible y colaborar para garantizar nuestra mayor seguridad y prosperidad por medio de la amistad”, dijo May.

La primera ministra habló ante una audiencia de funcionarios y diplomáticos en Lancaster House, una mansión en Londres donde se suelen realizar reuniones internacionales.

Loading...
Revisa el siguiente artículo