Capturan agresor de club en Estambul

El sospechoso es un terrorista con educación que habla cuatro idiomas y está claro que realizó el ataque en nombre del grupo EI, dijo Sahin.

Capturan agresor de club en Estambul

ESTAMBUL, Turquía – Las autoridades turcas capturaron al hombre que atacó un club nocturno de Estambul en Nochevieja, y el martes confirmaron que se trataba de un ciudadano uzbeco entrenado en Afganistán.

El hombre estaba siendo interrogado por la policía, indicó el ministro Binali Yildirim a la prensa en Ankara. Yildirim expresó su esperanza en que el interrogatorio desvelara las “fuerzas” responsables del ataque, en el que murieron 39 personas y que fue reclamado por el grupo extremista Estado Islámico.

“El canalla terrorista que atacó el lugar de ocio en Nochevieja y causó la pérdida de tantas vidas ha sido capturado”, dijo.

“Lo que es importante es que el sospechoso esté capturado y que se revele el poder de las fuerzas responsables”, añadió.

El ministro no dio más detalles sobre la detención o las pesquisas, señalando que las autoridades darían más detalles “en su momento”.

Por su parte, el gobernador de Estambul, Vasip Sahin, dijo que el sospechoso era un ciudadano uzbeco entrenado en Afganistán. Se cree que el hombre entró en Turquía en enero de 2016.

El sospechoso es un terrorista con educación que habla cuatro idiomas y está claro que realizó el ataque en nombre del grupo EI, dijo Sahin.

La operación policial para detenerlo se basó en el análisis de 7.200 horas de videos de cámaras de seguridad e implicó a unos 2.000 policías, incluidas unidades especiales, dijo el gobernador. Las autoridades confiscaron casi 200.000 dólares en la detención.

La confirmación oficial se produjo horas después de que la policía empezara a interrogar al sospechoso, a quien la prensa identificó como Abdulgadir Masharipov. El hombre fue capturado el lunes en la noche en una operación en un complejo residencial de lujo en Estambul, según medios.

Durante la redada se detuvo además a un hombre de Kirguistán y a tres mujeres — de Somalia, Senegal y Egipto, y el hijo de cuatro años del principal sospechoso quedó bajo protección, explicó la agencia estatal de noticias Anadolu.

El periódico Hurriyet había indicado antes que la esposa del supuesto agresor y su hija de un año habían sido detenidas en una operación policial el 12 de enero.

La milicia radical EI reivindicó el atentado y afirmó que el ataque en Año Nuevo era una represalia por las operaciones militares turcas en el norte de Siria. El hombre identificado como sospechoso llevaba prófugo desde el ataque.

La policía realizó además registros a miembros de una presunta célula uzbeka del grupo EI en cinco vecindarios de Estambul y arrestó a varias personas, según Anadolu.

Las fotografías de la redada, difundidas por medios turcos, mostraban a un hombre de pelo oscuro con la cara magullada y manchas de sangre en la camiseta, al que alguien agarraba por el cuello. La televisora NTV dijo que el agresor se había resistido a la detención.

Cientos de personas se habían congregado en el club Reina para celebrar el fin de un accidentado 2016, sólo para convertirse en las primeras víctimas de 2017. El agresor disparó a un policía y a un civil fuera del local antes de irrumpir en el establecimiento.

La mayoría de las víctimas en el lujoso local eran extranjeros, muchos de Oriente Medio.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo