Cómo se prepara el mundo para el 2017

Hoy se despide un 2016 marcado por conflictos y decesos

Cómo se prepara el mundo para el 2017

Mientras 2016 agota sus últimas horas, muchos ofrecen una cansada despedida a un año marcado por sorpresas políticas, conflictos prologados, refugiados y la muerte de algunas celebridades queridas. A continuación, un vistazo a cómo se prepara el mundo para entrar en 2017:

Se espera que miles de personas asistan a un concierto al aire libre en la rotonda del emblemático Ángel de la Independencia de la Ciudad de México con motivo del Año Nuevo.

Los trabajadores han pasado varios días en el montaje de un escenario de 20 x 30 metros (65 x 98 pies) y del equipo de sonido sobre la céntrica avenida Paseo de la Reforma de la capital mexicana. Las calles aledañas fueron cerradas al tránsito, y cerca de 2.000 policías se encargarán de la seguridad.

Entre los participantes del concierto se cuenta el baladista Jorge “Coque” Muniz y la agrupación Los Ángeles Azules, que habrán de poner el ambiente después de un espectáculo de pirotecnia a la medianoche.

 

Vanessa Bernal y Santiago García, una pareja recién comprometida, se tomó algunas fotos cerca del estrado con su pequeño sobrino, Matías, antes del espectáculo.

 

El 2016 “nos dejó un buen regalo”, dijo Bernal, una maestra de educación especial de 21 años de edad, mientras acariciaba su vientre. Esperan un hijo para junio, y esperan casarse el próximo año.

 

También desean mejores cosas para su país. México ha pasado apuros por su economía aletargada y debido a la depreciación del peso frente al dólar estadounidense. La popularidad del presidente Enrique ha caído debido a una serie de escándalos y por la incapacidad del gobierno para controlar a los violentos cárteles del narcotráfico que dominan partes del país.

 

“Mi esperanza en el 2017 es que nuestro presidente no sea tan malo”, dijo García, un conductor de Uber de 27 años.

 

Tampoco lo hace feliz el aumento de 20% a la gasolina que entrará en vigor el 1 de enero y que ha generado convocatorias a manifestarse en diversas partes del país.

 

“La gasolina ya está muy cara”, dijo.

 

Mientras que en Paris, turistas y residentes franceses inundaron la avenida Champs Elysees de París en una gélida noche para admirar el espectáculo con láseres en el Arco del Triunfo y las luces instaladas en la arbolada.

 

“Es mágico estar aquí en París, en la que dicen es la avenida más bella del mundo”, dijo Maureen O’Reilly, de 42 años, originaria de Belfast, Irlanda del Norte.

 

“En momentos como éste, pienso en las cosas terribles que pasan en Alepo y en lo afortunados que somos aquí en Europa pese a todo”, agregó.

 

Algunos estaban felices de despedir al 2016.

 

“Ha sido un año horrible, con todas las muertes, Siria, el Brexit y Trump”, dijo Karine Dublot, de 38 años, de Lyon.

 

Otros veían el lado bueno.

 

“Mi esperanza para 2017 es que resolvamos los problemas con los migrantes aquí en Francia”, dijo Marc Valli, un parisino de 35 años.

 

La policía estaba alerta, con más de 10.000 efectivos desplegados tan solo en la capital francesa.

 

En Berlín, el ambiente tenía poco de festivo.

 

“No me gusta cómo están las cosas”, dijo Daniel Brandt. “Se están alimentando temores y la gente está enfada con todos”.

 

El debate público en Alemania se ha vuelto estridente en los dos últimos años debido a la llegada de cientos de miles de inmigrantes.

 

Nicole Durand-Nusser, oriunda de Francia pero quien vive en Berlín desde hace casi 50 años, dijo que 2016 ha sido un año difícil: “El Brexit, Trump, Erdogan… las cosas están empeorando”.

 

“Soy una europea incondicional, y espero que Europa no colapse en 2017”, dijo.

 

Posteriormente, la policía arrestó a un hombre que gritó: “Bomba, bomba, bomba” en una fiesta al aire libre en Berlín.

 

La policía tuiteó el sábado que el individuo, que no fue identificado, “está celebrando la llegada del 2017 con nosotros”.

 

Tras un año en el que murió una lista aparentemente interminable de artistas, Sydney rendirá homenaje a algunos de los más queridos. La popular exhibición pirotécnica en el muelle de la ciudad recordará a Prince y David Bowie e incluirá una selección musical inspirada en ellos.

 

“Esperamos hacer que la lluvia sea morada este año por primera vez, no solo sobre las barcazas, sino también sobre el Sydney Harbour Bridge”, dijo el director del espectáculo, Fortunato Forti, refiriéndose al éxito de Prince “Purple Rain”.

 

Las siete toneladas que se lanzarán desde barcazas en el muelle recrearán también un “momento Willy Wonka” en recuerdo del papel más conocido del fallecido actor Gene Wilder, apuntó la coproductora del espectáculo pirotécnico, Catherine Flanagan. Y también habrá un guiño al clásico de Bowie “Space Oddity” con fuegos artificiales con la forma de Saturno, la Luna y estrellas. Bowie vivió en Sydney durante unos 10 años en las décadas de 1980 y 1990.

 

Se espera que alrededor de 1,5 millón de personas se acerquen al muelle para participar en la fiesta. Un total de 2.000 policías extra vigilarán las calles y se emplearán autocares para bloquear el acceso a ciertas zonas peatonales tras los letales ataques con camiones en Berlín y Niza, Francia.

 

Las autoridades pidieron a los residentes que celebren la fecha con normalidad a pesar de las amenazas de atentados extremistas en todo el mundo y en el país. El viernes, un hombre fue detenido tras publicar amenazas en medios sociales sobre las celebraciones de Año Nuevo en Sydney, según la policía.

 

Además, más de 300.000 visitantes acudirán a Las Vegas para su extravagante celebración de Año Nuevo.

 

Los clubes nocturnos ponen toda la carne en el asador con actuaciones que van desde el DJ Calvin Harris, a los raperos T-Pain y Kendrick Lamar y los artistas Drake y Bruno Mars. Los afamados cocineros de la ciudad prepararán elaborados menús que se completan con caviar y champán.

 

Un espectáculo de fuegos artificiales de ocho minutos anunciará la llegada de 2017 a medianoche. Los cohetes se lanzarán desde las azoteas de media decena de casinos.

 

Autoridades federales consideran esta celebración justo por debajo de la Super Bowl y la equiparan a los festejos de Times Square. Agentes del FBI y el Servicio Secreto trabajarán junto a la policía de la ciudad para mantener la seguridad en la noche.

 

En Japón, las campanas de los templos sonarán a medianoche mientras las familias se reúnen para cenar fideos y llenan los santuarios en la mayor festividad del país.

 

“Noto ese sentimiento de dualidad”, dijo Kami Miyamoto, de 21 años y que estudia economía en la Universidad Meiji de Tokio, que viajó a su localidad natal, Hakusan, en la prefectura de Ishikawa, para el feriado.

 

“El mundo vira hacia políticas conservadoras aislacionistas”, dijo sobre las elecciones presidenciales en Estados Unidos, el Brexit y lo que cree que pasará en las elecciones previstas en Europa en 2017. “Aprendimos lo valioso que es obtener información correcta”.

 

La madre de Miyamoto preparará fideos soba, el plato típico de Nochevieja en Japón, que en su casa llevará cebolletas verdes y gambas. Con la llegada del año nuevo, toda la familia, incluyendo sus hermanos pequeños, acudirá a un templo próximo que, como muchos otros en todo el país, se llenará de personas pidiendo buena suerte para el Año del Gallo, según el horóscopo chino.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo