Senador boricua del Bronx denuncia "matanza" del taxi neoyorquino por Cuomo

Defendió a los taxistas, porque su vida está en peligro si su trabajo

Por Metro Puerto Rico
Senador boricua del Bronx denuncia

El senador estatal boricua por el Bronx en los Estados Unidos, Rubén Díaz, denunció hoy que el actual gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, quiere beneficiar a la empresa privada de transporte Uber y, por medio de eso, “matar a la industria del taxi” de la Gran Manzana.

Así lo expone Díaz en el comunicado más reciente de la sección que el senador publica llamado “Lo que Usted Debe Saber, donde también explica con más detalle que Cuomo quiere aprobar un proyecto -en una sesión especial en Albany- para que Uber consiga aprobación de permisos “y hacer lo que ellos quieran”.

“Esto es lo que usted debe saber, que el gobernador Andrew Cuomo está planeando llamar a los legisladores de vuelta a Albany para una Sesión Especial la próxima semana. Es importante que usted sepa, en mi opinión, es ridículo llamarnos a Albany al final del año sólo para votar en un proyecto de Ley que eliminaría toda responsabilidad de UBER para obtener la aprobación de sus permisos ante las autoridades locales, y hacer lo que ellos quieran. Esto mataría todas las bases de la ciudad de New York, destruiría nuestra industria local de taxis y en efecto, les cortaría el cuello a nuestros taxistas” especificó Díaz.

De igual forma, el también reverendo adelantó que no asistirá a dicha sesión especial en Albany porque su voto será uno que no contará, pues Cuomo “ya ha hecho un acuerdo con el presidente de la asamblea y el líder del Senado”.

“Señoras y señores, ustedes también deberían saber que yo solo soy un voto, y que mi voto podría no contar porque estoy seguro de que el gobernador Andrew Cuomo ya ha hecho un acuerdo con el presidente de la asamblea y el líder del Senado para tener suficientes votos para él hacer lo que quiera. Pero por ahora, este negrito de Bayamón, Puerto Rico, con el pelo rizado no planea regresar a Albany hasta el 4 de enero de 2017. Por lo tanto, para todos aquellos seguidores y partidarios de UBER que quieren matar a la industria local de taxis de New York, me temo que tendrán que hacerlo sin mi voto y en mi ausencia”, argumentó el senador puertorriqueño.

De igual forma, dejó claro que no está abierto para negociar un apoyo a UBER, pues este negocio se llevará la forma que los taxistas de Nueva York  tienen para pagar cuentas, llevar el pan a la mesa y aportar a las contribuciones.

“No estoy planeando ir a negociar mi aumento de sueldo para que UBER y el gobernador Cuomo puedan salirse con la suya, matando a la industria de taxis de la ciudad de New York. Para esta ciudad y sus millones de habitantes, la industria de taxis es una vital que permite la movilidad de millones de pasajeros diariamente de un lugar a otro. Es el pan de cada día para miles de seres humanos, que a su vez sostienen a sus familias, hogares, pagos de hipotecas, rentas inclusive de su propio vehículo de trabajo y, sobre todo, aportan contribuciones y arbitrios que ingresan al presupuesto de la ciudad y del estado de Nueva York. Los taxistas de esta ciudad son los más importantes del planeta, pues mueven a los residentes, turistas y visitantes de la capital del mundo, la Gran Manzana, la Gran Ciudad de la estatua de la libertad, nuestro New York, que precisamente se identifica con los emblemáticos taxis de color amarillo”, terminó diciendo Díaz.

Loading...
Revisa el siguiente artículo