Expulsan sacerdotes salvadoreños por abuso sexual a menores

Entre ellos se encontraba un vicario general de la Arquidiócesis de San Salvador

Expulsan sacerdotes salvadoreños por abuso sexual a menores

Tres sacerdotes salvadoreños fueron encontrados culpables de abuso sexual de menores y expulsados de la iglesia, informó el domingo el arzobispo capitalino, José Luis Escobar Alas.

Entre ellos se encontraba monseñor Jesús Delgado quien se desempeñaba como vicario general de la Arquidiócesis de San Salvador.

Los procesos penales eclesiásticos contra Delgado, sacerdote Francisco Gálvez y el sacerdote Antonio Molina, han concluido, dijo el prelado durante la misa dominical en la catedral metropolitana de San Salvador.

“Tristemente los tres sacerdotes fueron encontrados culpables, por lo que se impuso la pena de dimisión del estado clerical”, expresó.

Escobar Alas explicó que la pena impuesta a los tres sacerdotes consiste en la pérdida total y definitiva de todas las facultades sacerdotales, por consiguiente ellos no podrán ejercer ningún oficio ni función sacerdotal.

Delgado, de 78 años, es uno de los sacerdotes salvadoreños más reconocidos a nivel mundial por su cercanía con el asesinado arzobispo Oscar Arnulfo Romero, de quien fue su secretario personal en la década de 1970 y también escribió su biografía oficial.

Según la acusación, Delgado habría abusado de una niña cuando esta tenía 9 años y continúo haciéndolo hasta que cumplió 17. La víctima —cuya identidad no ha sido revelada— tiene actualmente 43 años y el delito cometido por el sacerdote prescribió, por lo que no podrá ser llevado ante los tribunales de justicia.

Monseñor Delgado aceptó la culpabilidad y de inmediato fue separado de sus funciones y enfrentó el proceso recluido en una casa religiosa. Dijo que estaba dispuesto a reunirse con la víctima y pedirle perdón.

El padre Gálvez, quien estaba asignando a la parroquia Nuestra Señora del Rosario, enfrentó cinco acusaciones de abuso sexual de menores, pero nunca aceptó la responsabilidad.

El padre Antonio Molina, párroco de la Santa Cruz de Roma, enfrentó dos acusaciones de abuso sexual de menores de edad.

Cuando se le preguntó si podrían ser juzgados por los tribunales comunes del país, Escobar Alas dijo que “la Iglesia es siempre respetuosa de las leyes civiles y penales de cada país y por supuesto son sujetos de las leyes de cada país, como somos sujetos todos naturalmente”.

Escobar Alas ya pidió públicamente a la Asamblea Legislativa que suprima la prescripción del delito sexual de menores de la Ley Procesal Penal del país, porque dijo que dicha prescripción favorece la impunidad del criminal y expone a tan grave peligro a los niños.

Loading...
Revisa el siguiente artículo