Atentado en Turquía deja 13 soldados muertos

56 personas resultaron heridas en el ataque y de ellas cuatro se encuentran en condición crítica.

Atentado en Turquía deja 13 soldados muertos

Un coche bomba estalló el sábado y destruyó un autobús de transporte público en el que viajaban soldados fuera de servicio en la provincia de Kayseri, en el centro de Turquía, lo que dejó 13 efectivos muertos y otras 56 personas resultaron heridas, dijeron las autoridades.

El atentado perpetrado por un atacante suicida siguió a la explosión la semana pasada de otro coche bomba, el cual se adjudicó la insurgencia curda. En esos hechos murieron 44 personas, principalmente policías antidisturbios, y más de 150 quedaron heridas cerca de un estadio de fútbol en Estambul.

El ministro del Interior Suleyman Soylu dijo que la identidad del atacante en Kayseri ya se conocía y siete personas más fueron arrestadas en relación con el atentado. La policía continuaba la búsqueda de otros cinco individuos.

El primer ministro Binali Yildirim indicó que el atacante suicida emboscó a una brigada de comandos que estaban de licencia el fin de semana en la ciudad de Kayseri.

Cuarenta y ocho efectivos figuraban entre los heridos a causa del “ataque traicionero” del sábado, señaló el ejército turco. La agencia noticiosa estatal Anadolu dijo que la explosión ocurrió a la entrada la Universidad de Erciyes y destruyó el autobús en el que viajaban los soldados fuera de servicio.

En declaraciones en Kayseri, el ministro de Salud, Recep Akdag, dijo a la prensa que 56 personas resultaron heridas en el ataque y de ellas cuatro se encuentran en condición crítica.

Las imágenes tomadas momentos después de la explosión mostraban un autobús de transporte público en llamas del que salía humo, las ventanas estaban rotas y tenía el interior ennegrecido.

Nadie se responsabilizó de momento del atentado, pero funcionarios de alto rango dejaron entrever sus sospechas de que fue obra del Partido de los Trabajadores del Curdistán, o PKK, que está proscrito y al que Ankara y Occidente consideran una organización terrorista.

Los rebeldes curdos se han adjudicado numerosos atentados este año dirigidos contra soldados y policías en diversas partes de Turquía. Sin embargo, estos actos de violencia también han causado víctimas civiles.

“Turquía afronta ataques combinados de organizaciones terroristas, en especial de la divisiva organización terrorista”, declaró en referencia al PKK el presidente Recep Tayyip Erdogan en un comunicado emitido el sábado.

Turquía ha combatido al PKK durante décadas en un conflicto en el que han muerto miles de personas. El derrumbe en julio de 2015 de una tregua que había durado dos años y medio dio inicio a un nuevo capítulo de violencia y vastas operaciones de seguridad en el sureste turco, una zona predominantemente curda.

Turquía también mantiene su disputa con las facciones curdas a las que Occidente respalda y que combaten a los extremistas del grupo Estado Islámico en los países vecinos de Siria e Irak. Ankara considera a estas facciones una extensión del PKK.

Loading...
Revisa el siguiente artículo