Trump enfrentado con republicanos suspicaces con Rusia

El presidente electo de Estados Unidos planifica una conferencia de prensa para el jueves, para explicar cómo piensa separarse de su enorme imperio empresarial.

Trump enfrentado con republicanos suspicaces con Rusia

NUEVA YORK – El presidente electo Donald Trump enfrenta una prueba de fuerza inicial con sus correligionarios republicanos en torno a las relaciones con Rusia, luego de que dijeron que quieren investigar una denuncia de la CIA de que Moscú se entrometió en las elecciones estadounidenses del mes pasado y que tienen ciertas reservas sobre el hombre elegido por el futuro mandatario para ser secretario de Estado.

Trump calificó el domingo de “ridícula” la afirmación de la CIA de que hackers rusos habían trabajado a favor de su candidatura y elogió al director general de ExxonMobil, Rex Tillerson, quien aparece como principal candidato a secretario de Estado.

Sin embargo, dos senadores republicanos cruciales —John McCain de Arizona y Lindsey Graham de South Carolina, un crítico acérrimo de Trump— y dos demócratas han pedido una investigación bipartidista de las actividades del Kremlin durante las elecciones. McCain, quien fue candidato republicano en 2008, cuestionó la posible designación de Tillerson dadas sus relaciones de negocios con Moscú, que son de larga data.

“Me preocupa que (Tillerson) tenga una relación personal tan estrecha con Vladimir Putin”, dijo McCain. “Evidentemente, han hecho grandes negocios juntos”. En una entrevista con el programa dominical “Face the Nation” de la CBS, McCain dijo que “eso afectaría su posición frente a Vladimir Putin y la amenaza rusa”.

Rusia será previsiblemente una presencia destacada en una semana en la que se espera Trump designe a nuevos miembros de su gabinete, entre ellos los de Energía, Agricultura y Asuntos de Veteranos.

El equipo de transición de Trump anunció el lunes que su designado para encabezar Seguridad Nacional es, como se preveía, el general John Kelly, ex jefe del Comando Sur del ejército, que tiene “un conocimiento singular de algunos de los retos que enfrenta Estados Unidos en su frontera sur”.

Trump planifica una conferencia de prensa para el jueves, para explicar cómo piensa separarse de su enorme imperio empresarial.

Trump calificó el domingo de “ridícula” una evaluación reciente de la CIA sobre los hackers rusos y dijo que no le interesa recibir informes diarios de las agencias estadounidenses de espionaje.

En declaraciones al programa dominical “Fox News Sunday”, Trump habló con tono desafiante cuando se le preguntó si está rechazando información valiosa de la CIA.

“Las veo cuando las necesito”, respondió sobre las sesiones de información secreta. Agregó que prefiere delegar a los directores de las agencias el decidir cuando algo representa un “cambio” lo suficientemente grande como para notificárselo.

“Soy una persona inteligente. No tengo que decir lo mismo con las mismas palabras todos los días durante los próximos ocho años”, agregó Trump.

En su informe, la CIA concluyó con “alta confianza” que Rusia buscó influir en las elecciones estadounidenses para apoyar a Trump. El hallazgo alarmó a los legisladores, incluido el presidente de la Comisión de Servicios Armados del Senado, John McCain, quien dijo el domingo que planeaba poner a la senadora Lindsay Graham —una firme crítica de Trump— a cargo de investigar la denuncia.

Exxon amplió continuamente sus negocios en Rusia bajo la dirección de Tillerson, incluso en momentos en que sus rivales enfrentaron actos de expropiación y obstáculos de las autoridades reguladoras. En 2013, Putin otorgó a Tillerson la Orden de la Amistad.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo