Técnico de avión accidentado nunca supo lo que pasaba

En la tragedia perdieron la vida más de 70 personas.

Técnico de avión accidentado nunca supo lo que pasaba

BOGOTA, Colombia – Uno de los sobrevivientes del accidente aéreo en Colombia en el que murieron 71 personas aseguró el lunes que nadie sabía lo que ocurría con la aeronave y que todos a bordo creyeron que aterrizarían sin problemas.

El técnico aeronáutico Erwin Tumiri, quien se encuentra en Santa Cruz, Bolivia, recuperándose del accidente, dijo a la cadena radial colombiana Blu radio que “nadie sabía ni supo lo que estaba pasando. Todos creíamos que íbamos a aterrizar porque el tripulante ya lo había anunciado y estábamos esperando eso”.

Señaló que ni los pilotos ni la tripulación alertaron al pasaje sobre la emergencia. “Nosotros sentimos el descenso, pero pensamos todo el tiempo que era un aterrizaje. Todo fue muy rápido, de un momento vibró el avión, se apagaron las luces y se prendieron las de emergencia”.

Tumiri relató que nadie se puso en posición fetal para recibir el impacto, como aconsejan las normas de seguridad, porque “nadie sabía que había un problema. Nosotros estábamos preparados para aterrizar, no hubo tiempo para nada… ni hubo gente gritando”.

La mayoría de los fallecidos en el accidente ocurrido el lunes 28 de noviembre en las cercanías de Medellín eran integrantes del club brasileño Chapecoense que se disponían a jugar el partido de ida de la final de la Copa Sudamericana con el Atlético de Medellín. Seis personas sobrevivieron.

El técnico señaló que inicialmente la aeronave iba a parar en Cobija, Bolivia, para abastecerse de combustible “pero no pasó y nunca me dijeron por qué” y explicó que su labor como técnico era la de abastecer el combustible y revisar que todo estuviera bien “pero no calcular lo del combustible y la distancia, eso es trabajo del despachador”.

“Creo que el piloto debió comunicarse al menos conmigo sobre la situación, yo me enteré de eso por Ximena (auxiliar de vuelo sobreviviente), que me dijo que había como poco combustible”, agregó.

Tumiri recodó en durante el vuelo todos estaban “muy alegres, unos jugaban cartas, otros escuchando música, el ambiente era de alegría, incluso que el técnico (del club de fútbol brasileño Chapecoense) me estaba enseñando a hablar portugués”.

El técnico aeronáutico, que estaba sentado en la parte trasera de la aeronave, indicó que no es empleado directo de la aerolínea LaMia sino que otra empresa lo había subcontratado.

Tumiri sólo recuerda del accidente que “me desperté boca abajo, así como entre sueños, estaba lloviendo y oscuro. Vi a Ximena que estaba atrapada y ahí la cogí, estábamos en medio de un bosque y ahí”.

La Dirección General de Aeronáutica Civil boliviana suspendió los permisos de vuelo de la aerolínea LaMia e investiga cómo había obtenido su matrícula para operar.

Hasta ahora las investigaciones apuntan a que el avión, un British Aerospace 146 que había partido de Santa Cruz, volaba en el límite de su autonomía cuando se estrelló.

Una grabación de los últimos minutos del vuelo reveló cómo el piloto pidió insistentemente permiso para aterrizar por “problemas de combustible” pero sin lanzar un aviso oficial de socorro. La torre de control le explicó que otro avión, desviado por problemas mecánicos, estaba acercándose a la pista y que tenía prioridad.

Mientras el avión de LaMia realizaba un recorrido circular el comandante comunicó “falla eléctrica total, sin combustible” unos momentos antes de que el aparato iniciase una caída de cuatro minutos.

Responsables de aviación británicos dijeron que las cajas negras del avión fueron llevadas a Gran Bretaña para su estudio.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo