Turistas en Cuba aprovechan momento histórico

Las discotecas están cerradas, pero los visitantes no pierden el ánimo ante la muerte de Fidel Castro

Por David Cordero

El turismo en Cuba está en todo su apogeo. Si bien las islas caribeñas son el destino favorito de muchos alrededor del mundo, por el calor, el agua cálida del mar y el ambiente de fiesta, en la mayor de las Antillas Mayores las vacaciones han tomado un carácter especial, luego del restablecimiento de relaciones diplomáticas entre el gobierno de Cuba y el de Estados Unidos.

Con ello han venido los vuelos directos desde la nación norteamericana, la llegada de cruceros, inversión económico. De entrada e hace necesaria la construcción de más habitaciones de hotel y crear las condiciones de comodidad para el turista. Se espera también algo de desarrollo económico, lo que algunos perciben como el final de una Cuba que recrea en muchos aspectos la década de 1950 y 1960, algo que esencialmente atrae al turista y que lo motiva a venir ahora más que nunca.

“Vine porque las relaciones entre Cuba y Estados Unidos se están acercando mucho y quería ver la Cuba auténtica, antes que los americanos la arruinen”, dijo Gabriel Torres, de 35 años, en declaraciones a Metro.

Gabriel, de Venezuela, llegó Cuba el viernes en la noche, justo cuando se anunció la muerte de Fidel Castro. a su llegada decidió no hacer nada esa primera noche, debido a la incertidumbre en el ambiente. el duelo nacional lo alcanzó entonces.

“Como turista, para ser sincero, sé que de alguna manera soy afortunado por vivir un momento histórico, sin embargo, a mi me ha afectado porque lo que tenía planeado del ambiente cubano, música cubana y los bares tradicionales, como el Tropicana, están cerrados o abren sin música”, explicó, añadiendo que siente la ciudad un poco “apagada”.

Gabriel decidió asistir a los actos en honor a Fidel Castro en la Plaza de Revolución, aunque cambió su agenda y ante el desánimo en La Habana, decidió partir a Varadero, para disfrutar de las playas. Más o menos igual piensa Sam, quien llegó a Cuba desde Inglaterra el pasado lunes.

“Decidimos no salir esa noche (el viernes) ya al día siguiente no había bebida, no había música”, dijo el joven de 27 años. Él también decidió permanecer más tiempo en el área de Varadero y disfrutar de las playas, aunque regresó hoy a La Habana para visitar la Plaza de la Revolución en medio del homenaje a Fidel.

“Obviamente afectó las vacaciones, porque la cultura, la música, el ron, eso de alguna manera ya no está, pero al mismo tiempo es un momento histórico y estamos aquí”, expresó en declaraciones a Metro.

Marcos Gática, por su parte, llegó a Cuba hace tres días. Sus vacaciones ya las tenía planificadas desde mucho antes de la muerte del líder revolucionario. Él también ha sentido el impacto del duelo nacional, aunque aseguró estar disfrutándo sus vacaciones. Como turista, le preocupa el funcionamiento del transporte público, que ante el fallecimiento de Castro, en la Plaza de la Revolución y el recorrido que parte ‪mañana ( miércoles) a Santiago de Cuba, ha sufrido algunos cambios de horarios y rutas que no están claros.

“Hay algunos lugares que no se puede ingresar o que están cerrados. No sabemos qué va a suceder ‪mañana (miércoles) con el tema de las rutas y la gente se ve un poco más triste”, describió el turista argentina.

El gobierno cubano decretó nueve días de duelo nacional que culmina el domingo. Algunos turistas esperan disfrutar un poco más del ambiente de fiesta cubano a partir de entonces. Tal es el caso de Dorota y Camile, quienes planificaron sus vacaciones a la isla caribeña hace dos meses desde Polinia.

“Planificamos este viaje porque está lejos de nuestra casa. Llegamos ayer”, dijo Dorota.

Sobre la muerte de Fidel Castro y el luto nacional, ambos dijeron que el suceso no había cambiado sus planes.

“Tenemos un plan estricto para dos semanas. Nos mantendremos en ese plan. Vamos a estar unos días en La Habana, luego vamos a Cienfuegos, después a Trinidad y finalmente unos días en Varadero”,   explicó Camile.

Ambos dijeron que les gustaría sentir el ambiente de fiesta cubano, escuchar música salsa en las calles, pero “esto es historia, así es como pasa”, añadió Dorota. La pareja aún no había decidido si asistiría a la Plaza de la Revolución al homenaje a Fidel Castro.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo