Tras triunfo de Trump, diplomáticos UE buscan rol más activo

La UE ha impuesto sanciones a Rusia por su anexión de Crimea y su papel desestabilizador en otros lugares de Ucrania.

Por AP

 

BRUSELAS, Bélgica – Los máximos diplomáticos de la UE pidieron una defensa europea más robusta y una voz europea más sonora en asuntos internacionales, mientras Donald Trump —que ha preocupado a muchos a este lado del Atlántico con sus promesas aislacionistas y proteccionistas— se prepara para asumir la presidencia de Estados Unidos.

Hay muchos interrogantes en torno a los planes de Trump para política exterior, y los ministros de Exteriores de la Unión Europea se reunieron el domingo por la noche para abordar la necesidad de que la UE refuerce su papel en asuntos internacionales hasta que el futuro de las relaciones transatlánticas quede más claro.

Los máximos diplomáticos se reunirán más tarde el lunes a los responsables de Defensa para tratar la cooperación con la OTAN, que tiene un futuro incierto después de que Trump sugiriera que Washington podría abandonar sus compromisos de la OTAN, que incluyen la defensa mutua en caso de ataque.

“La Unión Europea es una superpotencia”, dijo a la prensa la jefa de política exterior de la UE, Federica Mogherini. Las conversaciones del lunes no tratan de un “ejército de la UE” como tal, señaló, sino sobre “una seguridad y defensa de la Unión Europea que sea más creíble de lo que es hoy, más eficaz de lo que es hoy”.

Señalando que ya hay actividades de defensa en marcha contra el contrabando y en misiones de paz de Naciones Unidas, apuntó: “Tenemos mucho potencial que todavía no aprovechamos. Hay una necesidad de fortalecer nuestro perfil de seguridad. Es lo que necesitan nuestros ciudadanos”.

El ministro belga de Exteriores, Didier Reynders, describió la victoria electoral de Trump como “una posibilidad para que la UE vaya más allá. Tenemos que mejorar nuestra capacidad en defensa y seguridad”.

“La UE tiene que encontrar una forma de que se oiga su voz en la búsqueda de soluciones políticas… y asegurar de que no se trata simplemente de una conversación entre Washington y Moscú, para que podamos tener de verdad a la UE en la mesa”, dijo.

Quizá el problema más urgente europeo es comprender cómo quiere tratar Trump con el presidente de Rusia, Vladimir Putin.

La UE ha impuesto sanciones a Rusia por su anexión de Crimea y su papel desestabilizador en otros lugares de Ucrania. Es probable que cualquier indicio de que Trump quiere normalizar las relaciones estadounidenses con Rusia anime a países ya reacios como Alemania o Italia para que presionen por poner fin al régimen de sanciones, según diplomáticos.

La presidencia de Trump podría ser un “momento de oportunidad” para Europa, insistió el lunes el secretario británico de Exteriores, Boris Johnson.

Johnson, que hizo campaña a favor de la salida británica de la UE y no acudió a la cena informal de ministros el domingo por la noche, dijo que Trump “es un negociador y creo que podría ser algo bueno para Gran Bretaña, pero también puede ser algo bueno para Europea. Creo que es en eso en lo que debemos centrarnos hoy”.

Otros diplomáticos de la UE dijeron que preferían centrarse en problemas más cercanos como la crisis de refugiados y cuestiones económicas.

El secretario general de la OTAN pidió el domingo unidad transatlántica y advirtió que “ir por libre” no es una opción ni para Europa ni para Estados Unidos.

“Enfrentamos los mayores desafíos para nuestra seguridad en una generación. No es el momento de cuestionar el valor de la alianza entre Europa y Estados Unidos”, escribió Jens Stoltenberg en el periódico británico Observer.

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo