Toman providencias para proteger al cocodrilo cubano

Por Inter News Service

La protección del hábitat natural del cocodrilo cubano (crocodylus rhombifer), animal endémico en peligro de extinción, es una de las prácticas que desarrolla la Empresa para la Protección de la Flora y la Fauna en la preservación de la especie.

 

Irina Martínez Prado, especialista del Programa Nacional de Cocodrilos de esa entidad del Ministerio de Agricultura, explicó que el principal objetivo está centrado en el manejo de la especie en áreas de cautiverio y en libertad.

 

Según afirmó la especialista, en el Parque Nacional Ciénaga de Zapata, en la provincia de Matanzas, se ejecuta un monitoreo sistemático a las poblaciones existentes para conocer de esta especie, cuya existencia se remonta a más de 70 millones de años.

 

Los estudios que se realizan comprenden el estado de salud, la cantidad de miembros, tamaño de los ejemplares y su reproducción, entre otros parámetros de control.

 

Una tarea de singular importancia lo constituye el traslado de los huevos depositados en lugares propensos a inundaciones a puntos altos o al criadero, en el que se cuidan hasta el nacimiento del ejemplar.

 

Martínez Prado aseveró que en la noble misión colaboran varios centros de investigación y organizaciones no gubernamentales nacionales e internacionales, con tareas encaminadas a salvaguardar la pureza genética de la especie, amenazada por el cruzamiento con el llamado caimán americano.

 

Varios criaderos de cocodrilos en Cuba son empleados en la actualidad con fines turísticos y constituyen un atractivo para los miles de visitantes que recorren la geografía cubana.

 

Los cocodrilos pueden llegar a medir hasta cinco metros y están bien adaptados a la vida acuática, ya que tienen los ojos y la nariz situados en lugares prominentes, con lo que logran ver y respirar mientras mantienen el cuerpo sumergido.

 

La cría y conservación en cautiverio y la reintroducción de ejemplares del cocodrilo cubano a las áreas protegidas están entre las principales funciones de los especialistas del criadero de cocodrilos Laguna del Tesoro, en la Ciénaga de Zapata.

 

En el centro, ubicado en el complejo Boca de Guamá, existe un proyecto encaminado a la preservación del crocodylus, programa en el que colaboran expertos de varias instituciones.

 

Los estudios de vida que realizan los expertos son una tarea muy complicada, por las características geográficas del mayor humedal del Caribe insular y porque las áreas donde habita el reptil son de difícil acceso. 

 

Loading...
Revisa el siguiente artículo