Peña Nieto lanza a Centroamérica el asunto de los inmigrantes indocumentados

Por David Cordero @David_cmercado

El presidente de México, Enrique Peña Nieto, recibió hoy en dicho país al candidato republicano a la presidencia de Estados Unidos, Donald Trump, una reunión inesperada y sin precedentes en la que hablaron principalmente sobre el asunto de inmigración de indocumentados y flujo de dinero y armas ilegales.

Peña Nieto tomó primero la palabra y fue enfático al señalar que respecto a la frontera entre ambos países, si bien Trump habla sobre el tráfico de inmigrantes indocumentados hacia el norte, el candidato “no toma en cuenta los flujos ilegales que vienen hacia el sur, las miles de armas y dinero en efectivo, fortaleciendo a carteles y otras organizaciones criminales. Este flujo debe ser frenado”.

El presidente mexicano confirmó su interés en también fortalecer la seguridad en la frontera, al decir que “ambos países debemos invertir más en ella, más tecnología, infraestructura y recurso humano”.

Hiendo más lejos, Peña Nieto aseguró que el flujo de mexicanos hacia los Estados Unidos de forma ilegal ha estado disminuyendo de forma constante en los últimos años y que son los países de Centroamérica los verdaderos responsables del alto flujo de inmigrantes ilegales.
Peña Nieto, de hecho, dijo que fortalecer sus fronteras en el sur es una de las tareas en su agenda. También afirmó que defender a los mexicanos es su prioridad.

“Mi prioridad como presidente de México es proteger a los mexicanos donde quiera que ellos se encuentren, esa es mi responsabilidad y la seguiré cumpliendo con total entrega”, aseguró, al tiempo que dijo que los mexicanos en Estados Unidos contribuían todos los días con el desarrollo y prosperidad del país y que los mexicanos “merecen el respeto de todos.

Sin embargo, el presidente mexicano no pidió en ningún momento a Trump que se disculpara con el país por comentarios los despectivos que hizo a los mexicanos al principio de su campaña. El candidato republicano había señalado que México enviaba  “violadores”, “droga” y “crimen” a través de la frontera.

No obstante, desde México, el candidato republicano se proyectó manso y dijo tener relación con muchos mexicanos, incluyendo los que trataban en sus empresas en México, a quienes dijo respetaba y admiraba por su fe y amor hacia la familia y la comunidad. Acto seguido, habló sobre la necesidad de construir un muro en la frontera “para beneficio de ambos” países.

“Debemos tomar acción para detener estos flujos”, afirmó, en referencia al tráfico de inmigrantes indocumentados hacia el norte, así como del tráfico de dinero y armas ilegales desde Estados Unidos hacia el sur. Aunque durante su campaña Trump había señalado que el gobierno de México debía pagar por la construcción del muro, al ser abordado por la prensa en dicho país dijo que en el encuentro no hubo tiempo de conversar sobre ese asunto.

Sin embargo, tras finalizar la conferencia, Peña Nieto publicó en su cuenta de Twitter que “al principio de la conversación con Trump dejé claro que México no pagará por el muro”.



Respecto al Tratado de Libre Comercio de América del Norte (NAFTA, por sus siglas en inglés), Peña Nieto indicó que “no creo que el comercio deba considerarse como de suma cero donde para que uno gane el otro pierda”, añadiendo que su interés es el acuerdo haga de Norteamérica la región más competitiva del mundo.


Afirmó que para ello ha trabajado de cerca con la administración del presidente Barack Obama y que de cara al futuro desea mantener ese objetivo. Trump, por su parte, se limitó a decir que el NAFTA debe ser actualizado “para reflejar las realidades de hoy día”.

Peña Nieto publicó ayer en su cuenta de twitter que había invitado para conversar tanto al candidato presidencial republicano, como a la candidata demócrata, Hillary Clinton. Aún se desconoce si Clinton aceptó la invitación y cuándo estará en México.
 

Loading...
Revisa el siguiente artículo