Experto sobre Rousseff: "Ella no cuenta con los votos"

La presidenta suspendida de Brasil habló hoy frente al Senado del país

Por David Cordero @David_cmercado

El juicio político contra la presidenta suspendida de Brasil, Dilma Rousseff, continuó hoy con su testimonio ante los 81 miembros del Senado, en cuyas manos se encuentra el futuro del mandato de la líder brasileña.

En su mensaje, Rousseff dijo tener la conciencia limpia y aseguró no haber cometido ningún delito. Sin embargo, queda por ver cuál será el resultado de la votación de los senadores durante los próximos y si con su testimonio logró apelar a sus enjuiciadores.

“Políticamente ella no cuenta con los votos [necesarios para permanecer en la presidencia] y la encontrarían culpable de las faltas que se les adjudican. Con eso sería suficiente para separarla permanentemente del puesto”, aseguró el profesor Phillip Escoriaza en entrevista con Metro.

El analista político internacional añadió que “esto es un juicio político. Aquí no se trata mucho de qué fundamentos haya en hechos, sino qué voluntad política hay y la forma en que se ha ido desarrollando este juicio”.

A Rousseff se le acusa de haber inclumplido reglas de control fiscal, utilizando fondos de bancos públicos para mostrar equilibrio entre ingresos y gastos, disfrazar el déficit de presupuesto y proyectar estabilidad económica, una práctica que, si bien puede ser catalogada como errónea, no es exclusiva del gobierno de Rousseff, sino que se viene llevando a cabo por otros presidentes anteriores en Brasil, según explicó Escoriaza.

La diferencia clave entre Rousseff y otros presidentes es que esta vez existe una crisis económica evidente y alguien tiene que ser acusado como el responsable.

“Durante los años de Lula, Brasil mostraba unos ingresos de crecimiento espectaculares, y todo ese desarrollo económico, que fue el motor de la transformación que hubo en el país, estrepitosamente se vino abajo desde la crisis financiera de 2008 en adelante, y eso limita la capacidad del Estado para cumplir las expectativas de la gente”, explicó el analista político.

“Dilma es la que está al mando del Estado. Alguien tiene que ser fijado como responsable de las cosas y, obviamente, al ser ella la presidenta, pues ella carga más la función de pararrayos de tener que enfrentar la realidad de que se ha detenido el crecimiento económico en Brasil”, sentenció Escoriaza.

El Senado podría votar mañana o miércoles, y se necesitan 54 votos para destituir a Rousseff.

Loading...
Revisa el siguiente artículo