¿Ir a la barbería o a tomar cerveza?, dilema que una ley puede resolver

Por EFE @EFEnoticias

Unos 42.000 salones de belleza y peluquerías del estado de California podrán servir bebidas alcohólicas gratuitas a sus clientes mientras se cortan el pelo o se hacen la manicura, si se aprueba una polémica propuesta de ley.

La propuesta AB 1322 tiene una legión de detractores, entre los cuales está la Alianza Californiana de Política sobre el Alcohol (CAPA), que la considera “una locura”.

“Si la ley pasa, todos estos lugares pueden servir alcohol sin ningún control, sin sacar licencia, sin que el personal esté entrenado para entender que no se le puede dar alcohol a menores de edad”, aseguró Rubén Rodríguez, presidente del comité de Alcohol Justice, perteneciente a CAPA.

La propuesta, promovida por el asambleísta demócrata de Anaheim Tom Daly, defiende que se permita a los salones de belleza y peluquerías ofrecer una copa de vino o cerveza a los clientes como parte de sus servicios y sin costo alguno, siempre y cuando tengan al menos 21 años.

Para hacerlo, el establecimiento no necesitaría un permiso, aunque sí tendría que limitar la cantidad obsequiada a 354 mililitros (12 onzas) por cliente. Además, el comercio solo podría ofrecer alcohol solo durante las horas en que esté abierto y sin sobrepasar nunca las diez de la noche.

Otro de los requisitos es que los establecimientos estén certificados por la Junta Estatal de Barbería y Cosmetología (CBBC), que no incluye a comercios que ofrecen servicios médicos, maquillaje permanente, masajes, reflexología o láser, entre otros.

Pero ni siquiera la Junta respalda la medida. En unas declaraciones a Efe Kristy Underwood, directora ejecutiva del CBBC, confirmó que la Junta se “opone” a la ley y “no siente que se debería servir alcohol en un salón”.

Según datos facilitados por Rodríguez, la entrada en vigor de la iniciativa aumentaría el número de establecimientos que ofrecen alcohol en California en un 41 %, algo que dispararía el consumo entre adultos y menores, y perjudicaría “en mayor medida” a las comunidades afroamericanas e hispanas.

“En peluquerías de estas zonas, hay una subcultura donde a veces se mueven drogas, se juega a la baraja en el cuarto trasero y ya hay actividades ilegales. Y si se aprueba la ley, se servirá licor y las otras actividades ilegales continuarán haciéndose de forma más abierta”, aseguró Rodríguez, que también es director ejecutivo de Pueblo y Salud, una ONG comunitaria del valle de San Fernando.

Sin embargo, algunos residentes ven con buenos ojos la propuesta y, lejos de responsabilizar a la ley en sí, creen que beber alcohol es una decisión individual.

“Como madre te diría que mientras no se dé alcohol a los menores, me parece bien”, aseguró a Efe Alicia García.

“Los adultos deberían poder beber lo que quieran y cuando quieran. Y si no lo hacen de forma responsable, que se atengan a las consecuencias”, prosiguió.

En el año 2008 el consumo de alcohol le costó a California 38.400 millones de dólares y 9.439 vidas, según el informe “La Catástrofe Anual del Alcohol en California” del Instituto Marin.

El gobierno estatal y los locales absorbieron el 22 % del coste económico generado.

Además, los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC) también han advertido de la relación entre el consumo de alcohol y las enfermedades del hígado, de transmisión sexual, ciertos tipos de cáncer, y un mayor riesgo de embarazos no deseados.

“El abuso de alcohol desempeña un papel muy importante en la prevención y los cuidados de la salud. Puede ser destructivo para el cuerpo, la mente y el espíritu. Lo sé muy bien como alcohólico que he sido durante 27 años y como gay latino”, aseguró Richard Zaldívar, copresidente de CAPA, quien apeló al gobernador de California, Jerry Brown, para que vete la medida.

La AB 1322, que no cuenta con el respaldo oficial de la industria del alcohol, se encuentra ya en el Senado del estado y está secundada oficialmente por las franquicias “18/8 Fine Men’s Salon” y “Drybar”, en cuyas 18 tiendas californianas se realizan peinados y estilismos.

Efe trató sin éxito de obtener declaraciones de ambos establecimientos. La oficina del gobernador tampoco quiso pronunciarse sobre la legislación.

Mientras tanto, CAPA adelantó que planea convocar varias protestas en el sur de California para manifestar su rechazo a la propuesta.

Loading...
Revisa el siguiente artículo